23 de diciembre de 2013
23.12.2013
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
124.736
Fallecidos:
11.744
Recuperados:
34.219
Mundo:
Casos:
1.119.744
Fallecidos:
59.245
Recuperados:
229.338
Actualizado: 04-04-20 11:40h

Tasan otra vez los bienes de Roca para facilitar su venta a precios de mercado

Las tasaciones efectuadas en los años del boom han caído con la crisis, lo que dificulta la venta del patrimonio que se destinará a Marbella

23.12.2013 | 05:00
Juan Antonio Roca fue condenado a 11 años por el caso Malaya.

El tribunal del caso Malaya ha ordenado que se vuelvan a tasar diversos bienes del principal condenado, Juan Antonio Roca Nicolás, con el fin de comparar el precio actual con el de las anteriores valoraciones, efectuadas en los años del boom económico, y poder pedir una suma más realista a los potenciales compradores. En concreto, Tinsa y otra tasadora pública oficial son las encargadas de llevar a cabo el trabajo. La Sala ya ha dejado claro, indican fuentes judiciales, que no va a malvender nada, pero también es consciente de que no puede pedir lo de hace unos años.

La idea que preside las ansias del tribunal es «darle dinero al Ayuntamiento de Marbella lo antes posible». Los técnicos marbellíes, con buen criterio, no quieren fincas ni pisos, sino dinero contante y sonante. Y hay una vía: la sentencia del caso Saqueo 1, ya firme, contempla una responsabilidad civil de 24 millones de euros a percibir por el Consistorio. En principio, esa suma deberían aportarla los tres principales encausados de forma solidaria, Roca entre ellos. «Cada uno debería dar 8 millones de euros, pero si no se le encuentra dinero a ninguno habrá de abonarlo el exasesor», dicen las fuentes. Éste, sabiendo como sabe que su primer permiso está cerca tras casi ocho años entre rejas, ha aceptado pagar ese dinero.

«Ahora estamos haciendo tasaciones actualizadas. Por ejemplo, los coches de caballos están tasados en 3,5 millones de euros y han pasado a valer 1,5 millones. Todo ha bajado mucho», explican las fuentes judiciales, que añaden que Tinsa y otra sociedad pública oficial se están encargado de ese cometido. El fin de las nuevas valoraciones es saber cuánto valen las cosas, cuánto pedir a los compradores, que no llegan a los precios a los que se tasaron los bienes en los años del boom, sin malvender de nada.

Entre otros, se está tasando un inmueble de Cartagena que tiene locales y pisos, una casa de Sevilla y el hotel de El Rocío. «Hay compradores para esos bienes, pero querían ver si los precios se ajustan al mercado», recalcan las fuentes. Luego esos precios se comparan con las tasaciones anteriores.

Otro ejemplo que ponen fuentes de la Sala: «El inmueble de Cartagena está valorado en dos millones de euros y se han ofrecido 1,6, pero nosotros pedimos más. No vamos a bajar de 1,8 millones. A ver qué pasa con la tasación nueva, aunque el administrador está defendiendo muy bien el patrimonio».

De momento, el camino más rápido para que Roca salga unos días de la cárcel es este, porque tiene buen comportamiento, ha mostrado su intención de pagar el daño efectuado –Saqueo 2 y Malaya no son firmes, pero sí Minutas y Saqueo 1–, y ha pasado ya casi ocho años entre rejas, aunque de momento las autoridades penitenciarias y el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional siguen negándose a concederle la salida puntual que le correspondería por las muchas causas que aún tiene por delante –45 procesos– y por el miedo a que se fugue. Incluso, si saliera tres días, sería con vigilancia policial y pulsera telemática, reflexionan las fuentes.

De cualquier modo, las condenas a Roca suman por ahora casi 28 años de cárcel, y las que le quedan, aunque es posible que en unos meses se acumulen y se aplique el instituto jurídico que dictamina que un preso no puede cumplir más del triple de la pena mayor. En su caso, al ser de seis años la mayor pena impuesta por malversación, no cumplirá más de 18 años, lo que significa que cada vez está más cerca de su primer permiso y de la concesión del tercer grado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook