15 de enero de 2014
15.01.2014
Apuntes de educación

Los alumnos de Esclavas disfrutan de las matemáticas

El método EntusiasMAT incluye juegos y actividades variadas para enseñar todos los conceptos

15.01.2014 | 17:52
Un grupo de alumnos de Esclavas realiza una actividad matemática.

Las matemáticas tienen mala fama y no suelen ser las preferidas de los estudiantes. Sin embargo, esta tendencia no se cumple en el colegio Sagrado Corazón-Esclavas de Málaga, donde gracias al método EntusiasMAT, que este curso se sigue por segundo año consecutivo, los alumnos ven esta asignatura con otros ojos, están más motivados y han mejorado en cálculo mental y resolución de problemas.

EntusiasMAT es una propuesta didáctica-pedagógica cuyo objetivo es enseñar y acercar al alumnado el aprendizaje de las matemáticas de una manera contextualizada y adaptada a la realidad. Un proyecto que incorpora las Inteligencias Múltiples (Teoría de Howard Gardner) y las competencias básicas. Los alumnos adquieren los conceptos desde 8 puntos de vista distintos (las 8 inteligencias). De esta forma, se muestra a los estudiantes diferentes maneras de trabajar para crear actitudes, habilidades y comportamientos que les ayuden a resolver situaciones de la vida diaria. El objetivo es que sean capaces de analizar y solucionar situaciones matemáticas en un contexto particular y que utilicen todos sus recursos para resolver el problema y pasar de un pensamiento concreto a uno abstracto. Además, este método permite un aprendizaje individualizado, al mostrar que se puede asimilar un mismo concepto de diferentes maneras.

Esclavas utiliza EntusiasMAT a partir de los alumnos de 3 años y hasta 2º de Educación Primaria (aunque a partir de 3º también se aplica esta metodología) y desde edades muy tempranas trabaja todos los conceptos matemáticos: estadística, funciones, probabilidad... Conceptos que se asimilan jugando con una gran variedad de actividades que facilitan que los alumnos estén constantemente motivados y entusiasmados. Sobre todo se utiliza la manipulación, observación y la experimentación. Para practicar todos los conceptos aprendidos, los profesores se sirven de los Matijuegos para que jugando puedan interiorizar mejor cada enseñanza, pudiendo experimentar y explicar cada nuevos concepto sin miedo a equivocarse.

Con este método, las clases se organizan de una manera concreta. Para empezar: se realizan actividades de cálculo mental, problemas orales y los problema del día durante 5 o 10 minutos; a continuación llega la fase «Enseñando-Aprendiendo», en la que durante 30-40 minutos se realizan actividades de demostración, manipulativas, juegos de cubos, matijuegos y la ficha del alumno; para acabar, los últimos 5 o 10 minutos hay una actividad breve como conclusión del tema y el llamado Mi Diario de Matemáticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp