19 de enero de 2014
19.01.2014
Comenzarían a finales de abril

La peatonalización del entorno de la Catedral se iniciará en abril, tras la Semana Santa

Urbanismo prepara la contratación de estas obras, que eliminará el tráfico de Postigo de los Abades tras cerrar la financiación con la Junta

19.01.2014 | 22:06
Vista de Molina Lario peatonalizada.

Dos años y medio después de que se anunciara el proyecto, la peatonalización del entorno de la Catedral empieza a tomar forma. Urbanismo prevé iniciar las obras después de la Semana Santa, que este año termina el 20 de abril, con idea de que las obras no entorpezcan el desarrollo de las procesiones.

El concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, destacó que en pocas semanas saldrá a concurso esta actuación, con idea de que empiecen las obras después de la Semana Santa. Para llegar a este punto se han tenido que resolver numerosos problemas administrativos para su tramitación en la segunda mitad de 2013 y la Consejería de Turismo, que cofinancia la actuación, hiciera la reserva de dinero para financiar la actuación, condición previa impuesta por el Ayuntamiento para contratar las obras.

El presupuesto de esta actuación rondará los 4,6 millones de euros, que serán financiados por la Consejería de Turismo (60%) y el Ayuntamiento de Málaga (40%) dentro del llamado Plan Málaga para mejorar la ciudad como destino turístico.

La ejecución de estas obras de peatonalización afectarán a seis calles del entorno sur de la Catedral, siendo el elemento principal del proyecto la retirada de la mayor parte del tráfico que circula por Postigo de los Abades y su continuación por Molina Lario hasta la plaza de la Marina. En ese entorno se reservará un único carril para el tránsito de vehículos, especialmente vecinos y servicios públicos, ampliándose las aceras para que el peatón sea el protagonista.

Esta actuación tendrá como efecto secundario la reordenación del tráfico por esa zona, para redirigir el tránsito de vehículos por Muelle de Heredia, que pasará a tener dos sentidos de circulación y acoger la parada de taxis.

Los trabajos también beneficiarán a otras cuatro pequeñas calles del entorno de la Catedral y que están muy degradadas, como son Cañón, Charlie Rivel, Juan de Málaga y la propia Cortina del Muelle.

El plazo de ejecución de los trabajos será de un año, aunque el concurso para contratar las obras premiará la rebaja en el plazo. Estas actuaciones tendrán en cuenta la coincidencia con la Feria o la Navidad, de forma que los trabajos sean compatibles con la mayor afluencia de personas en esas fechas.

El proyecto contempla, entre otros detalles, una fuente en la entrada de la calle Cañón, crear una red con tomas y depósitos para facilitar el baldeo de las calles, instalación de un nuevo mobiliario urbano acorde con la nueva imagen tras la reforma, la mejora de la iluminación y la plantación de 56 naranjos y ocho palmeras –de seis metros de altura– en las nuevas zonas peatonales. También se va a restaurar la estatua del cardenal Herrera Oria que está situada en la trasera de la Catedral y que ahora está muy escondida por la vegetación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp