30 de enero de 2014
30.01.2014
Economía

Más "voluntad" y limitar a mil euros el pago en efectivo

Los responsables de Gestha dicen que Hacienda no trata a todos por igual y citan a la Infanta y los clubes de fútbol

30.01.2014 | 05:00

­Para hacer frente a la reducción de la economía sumergida y tras denunciar la «falta de voluntad política para luchar contra el fraude», los responsables de Gestha apelaron a la necesidad de que el Gobierno haga estudios oficiales para conocer el verdadero volumen del fraude, alentar la conciencia ciudadana sobre esta lacra social (igual que se ha hecho con los accidentes de tráfico), o aprovechar la reforma fiscal para aprobar un sistema tributario que consagre el principio del pago de impuestos según la capacidad económica.

Ampliar y mejorar los recursos de la Agencia Tributaria en la lucha contra el fraude, mejorar la coordinación, un mayor control del gasto público, cambios impositivos para reducir la ingeniería fiscal de las grandes empresas y limitar a 1.000 euros el pago en efectivo son otras de las propuestas. El presidente de Gestha, Carlos Cruzado, lamentó que los últimos acontecimientos de Hacienda demuestran que «no se trata a todos los contribuyentes por igual» y citó las actuaciones en relación a la infanta Cristina, la condescendencia con las deudas de los clubes de fútbol, la segunda oportunidad que se dio a los contribuyentes con dinero oculto en el HSBC o el cese de una inspectora por una sanción a la multinacional Cemex.

Por otro lado, el estudio coloca a Madrid con una tasa de economía sumergida «llamativamente baja» del 17,3% del PIB, lo que se atribuye a la elevada concentración de grandes fortunas y empresas nacionales y extranjeras, que concentran el pago de impuestos por sus actividades en esta comunidad, mientras que gran parte de su negocio se genera en otras.

Gestha señaló que en Madrid tienen su sede el 60% de las cien mayores corporaciones empresariales de España, muchas de las cuales eluden el pago de impuestos con prácticas fiscales «abusivas» como las exenciones fiscales.

Según el informe, la crisis ha ensanchado la brecha de economía sumergida entre provincias, que ha pasado de un máximo de 7,3 puntos entre la que más fraude tenía y la que menos en el año 2000 hasta los 15,1 puntos de 2012.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp