01 de febrero de 2014
01.02.2014
40 Años
40 Años
Justicia

Julián Muñoz también quiere el indulto

El exregidor marbellí alega motivos de salud para pedir la medida de gracia y se suma así al camino iniciado por del Nido y del Valle

31.01.2014 | 22:54
El exalcalde de Marbella Julián Muñoz está entre rejas desde abril de 2013.

La última moda entre los condenados de las grandes macrocausas que han nacido en Marbella es pedir el indulto. Ahora se ha sumado a esta nueva ola el exalcalde Julián Muñoz, el que fuera todopoderoso sucesor de Jesús Gil, quien reclama al Gobierno esta medida de gracia por motivos de salud, la segunda vez que el expolítico usa esta justificación para librarse de los barrotes.

Fuentes de su defensa aseguraron ayer que él mismo ha hecho el escrito de su indulto, como suele suceder desde hace tiempo. Sin embargo, la Fiscalía se ha opuesto al mismo. En concreto, el ministerio público se opone a suspender la ejecución de la condena del caso Minutas por el indulto parcial solicitado, lo que hace casi imposible la concesión de la gracia, puesto que muy graves deberían ser las dolencias para ver otra vez al exalcalde en la calle.

Julián Muñoz cumple ahora siete años por el caso Minutas, otros siete y medio por el caso Pantoja, sentencias ya firmes, y aún habrá de esperar que se ratifiquen o no los dos años del caso Malaya. También espera que el Alto Tribunal se pronuncie sobre Saqueo 2, proceso en cuyo marco fue castigado a seis años de presidio. De cualquier forma, él ya ha bajado los brazos y se ha negado a recurrir en casación ante el Tribunal Supremo esos fallos. Su idea es acumular las penas en cuanto pueda y salir lo antes posible de permiso, pese a que la Fiscalía ha recurrido todos esos fallos y busca un aumento de penas para los imputados.

Además, hay asuntos como El Pinillo o Fergocon en los que todavía no ha recaído acusación, y han de salir numerosos escritos contra él del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, donde se investigan varios convenios urbanísticos que perjudicaron las arcas municipales. Su postura es contraria a la de Juan Antonio Roca, su exenemigo. El asesor de Urbanismo cartagenero lo está recurriendo todo, pero quiere pagar la responsabilidad civil para salir en cuanto pueda de permiso.

Muñoz está entre rejas desde el pasado mes de abril, cuando se conoció la sentencia del caso Pantoja. Por sorpresa, la Fiscalía pidió una vista para que se le enviara a Alhaurín de la Torre, puesto que había riesgo de fuga ante las altas penas que podían imponérsele en el futuro y las dos que en ese momento acumulaba: siete de Minutas y siete y medio de Pantoja. La situación fue tal que su exmujer, Mayte Zaldívar, tuvo que mandar a una de sus hijas a un centro comercial para comprarle ropa. Su segunda etapa penitenciaria dura ya nueve meses.

En la primera, su abogado en Malaya, Javier Saavedra, ya usó la maltrecha salud del exregidor para pedir que se le dejara salir de prisión. Según dijo en 2008 en una vista en la Audiencia Provincial, el exalcalde fumaba mucho, tenía problemas de tensión y llegó a sufrir un infarto silente. Cuando estaba en Jaén debió ser ingresado por una fuerte angina de pecho.

El exregidor sigue así la estela de su compañero de banquillo en Minutas, el expresidente del Sevilla Fútbol Club y abogado hispalense, sentenciado a siete años por malversación de caudales, pena firme que le enviará a prisión, si no lo impide su incidente de ejecución, el próximo lunes. Ese día se cumple el mes que le dio la Audiencia Provincial para entrar en la cárcel y pagar la multa. Puede hacerlo en Sevilla, en Málaga o donde prefiera. Los últimos días en libertad los ha consumido pidiendo firmas a los clubes de fútbol para que apoyen su indulto, aunque muchos se han desmarcado de un supuesto apoyo que el abogado sevillano vendió en la radio, entre ellos el Málaga Club de Fútbol. Incluso, ha llegado a reconocer que se equivocó y asumir culpas en su actuación profesional en relación al Ayuntamiento de Marbella.

Pero quien puso de moda las peticiones de indulto fue el abogado chileno Fernando del Valle, sentenciado en firme a cinco años y medio por blanqueo de capitales en su despacho en el marco del caso Ballena Blanca. Pidió la medida de gracia pero el fiscal se opuso esta semana a ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp