22 de febrero de 2014
22.02.2014
Economía

Paralizadas inversiones para reformar los chiringuitos al estar el 70% sin regularizar

El sector reclama que se agilicen los trámites para regularizar estos negocios - El Ministerio de Medio Ambiente presentará el reglamento que regule este sector en mayo - Los empresarios esperan que las concesiones sean por 15 años, prorrogables

21.02.2014 | 22:03
La mayoría de los chiringuitos de la Costa del Sol no tienen regularizada su situación.

La inseguridad jurídica en la que viven 245 de los 354 chiringuitos de la costa malagueña ha frenado las inversiones del sector en la mejora de las instalaciones y la ampliaciones de plantilla, lastrando la consolidación de esta oferta turística.

El retraso en la elaboración del reglamento nacional que regularizará a los chiringuitos y la lentitud de los trámites administrativos han dejado al 70% de los chiringuitos de la costa en una situación de alegalidad. Es decir, no son ilegales, pero tampoco tienen cerrada la concesión.

Este limbo administrativo ha retraído las inversiones del sector, como reconoce el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa (FAE), Norberto del Castillo, quien destacó: «Seguimos estando con concesiones transitorias y provisionales y así no se puede estar. No puedes planificar ni hacer inversiones, ni ampliar plantilla ni nada».

El gran problema de este sector, como denuncian sus representantes, es que llevan diez años esperando que se cierre la regulación de los chiringuitos «y nada». «No se puede trabajar en un negocio al día a día, porque entonces compras lo más barato, se pierde calidad por si no tengo seguridad de estar mañana», insistió Norberto del Castillo.

La inseguridad para estos negocios es a nivel nacional y andaluz, pero es en Málaga donde más se deja notar. Sólo hay que recordar que el 45% de los chiringuitos andaluces están en la provincia, con 354 establecimientos.

La situación de alegalidad de los chiringuitos, además de disuadir a la inversión en la mejora de las instalaciones, también plantea la apertura de expedientes sancionadores por la falta de un reglamento claro y renovación de las licencias. Del Castillo recordó que sólo en Málaga existen 60 expedientes abiertos a chiringuitos, una cifra notable puesto que afecta al 17% de la oferta de la provincia.

La falta de criterios claro para los inspectores se encuentra, en opinión de los empresarios de playa, en el trasfondo de este incremento de las sanciones, ya que hay distintos criterios sobre la ocupación del espacio.

La clave que puede solucionar esta situación es la aprobación del reglamento que desarrolla la reforma de la Ley de Costas, que los empresarios de playa están esperando desde el verano pasado y que parece que se aprobará para mayo. «No hemos avanzado nada a pesar de la buena relación con las administraciones. Hay buenas intenciones pero no avanzamos», insistió Norberto del Castillo, quien adelantó que parece que se incluirán la petición de que las concesiones sean por 15 años, prorrogables en otros 15 años, lo que permitiría amortizar la inversión «porque la playa necesitas materiales especiales», explicó el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa.

El representante de los chiringuitos de la provincia, Manuel Villafaina, advirtió sobre la práctica de subastar la licencia en algunos municipios, en lugar de un concurso público como hasta ahora. Villafaina aseguró que van a impugnar aquellos procesos que se hagan mediante subasta. En este sentido, recalcó que así se cambia «a los profesionales por el dinero, cuando son los profesionales quienes cuidan el turismo», al tiempo que recordó que en Nerja ya se ganó este recurso contra el sistema de subasta.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, aprovechó su visita de ayer a Málaga, para participar en la inauguración de Expoplaya en Torremolinos, para reclamar a la Junta de Andalucía que «agilice» la licitación a los chiringuitos de la costa andaluza y añadió que el Ejecutivo central y los ayuntamientos le van «a poner las cosas fáciles».

La representante del Gobierno en Andalucía destacó que hay que «mimar el sector, especialmente el de sol y playa», por lo que espera que la Junta agilice las licencias definitivas para los chiringuitos.

La Delegación de Medio Ambiente recordó que no cuentan con herramientas sólidas para tramitar las autorizaciones sin el reglamento que debe elaborar el Ministerio para desarrollar la Ley de Costas. En este sentido, un portavoz de la delegación subrayó que el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, «prometió el reglamento para finales del verano pasado y todavía seguimos esperando».

Sobre la tramitación de las licencias a los chiringuitos, la Delegación de Medio Ambiente afirmó que están en manos de los ayuntamientos, que son los que deben presentar los Planes de Playa de su municipio, con la propuesta de renovación de las licencias.

Hasta ahora están tramitando los de Estepona y Fuengirola, y están a la espera de que se presenten más para estudiar la situación de los chiringuitos y poder regularizar la situación de estos establecimientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp