31 de marzo de 2014
31.03.2014
La Opinión de Málaga
Economía

La construcción se refugia en la reforma de viviendas ante la falta de proyectos

No llega al centenar las licencias de obra para nuevas promociones, un 32% menos que hace un año

31.03.2014 | 05:00
La construcción de nuevas promociones de viviendas está prácticamente parada en Málaga.

Las pequeñas reformas de viviendas y las rehabilitaciones se han convertido en la única fuente viable de ingresos para el sector de la construcción, que ha visto cómo en 2013 ha continuado el desplome de su actividad tradicional, como era la construcción de vivienda, un 32% menos que en el año anterior.

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha sido testigo directo de esta continuada caída en la construcción de nuevas viviendas. Si en 2008 tramitó 448 licencias de obra para nuevas promociones de viviendas, la situación en 2013 es muy diferente, con apenas 93.

Estas cifras muestran la práctica paralización de la construcción de nuevas viviendas, fruto de la caída del poder adquisitivo y del crédito bancario. Además, esta tendencia no parece que esté frenando. Baste comprobar que en 2012 se aprobaron 135 licencias de obra mayor para viviendas unifamiliares o plurifamiliares, frente a las 93 del año pasado.

Esta cifra es además una mínima parte de las licencias de obra mayor aprobadas por Urbanismo en 2013, que alcanzaron las 284. Las rehabilitaciones integrales de edificios y algún equipamiento forman el grueso de esa cifra, limitando los nuevos edificios de vivienda a sólo un tercio del total de los expedientes aprobados.

Los efectos de la paralización de la actividad se seguirán notando además a medio plazo, ya que parece poco probable la recuperación de estas cifras y sigue cayendo la expedición de licencias de ocupación, fruto del frenazo a nuevos proyectos.

Nueva tendencia

La pérdida de mercado de la construcción se ha compensado en parte con un mayor impulso de los pequeños arreglos de viviendas y rehabilitaciones.

El malagueño además opta por esta posibilidad ante las dificultades de cambiar de casa. De este modo, en 2013 aumentó un 3,8% las peticiones de licencia para reforma interior de las viviendas, alcanzando los 6.362 expedientes, la cifra más alta del histórico de la Gerencia de Urbanismo y casi mil más que en 2008.

Dentro de este apartado destaca la licencia de obra menor abreviada, que acorta mucho los plazos y permite pequeñas reformas como pintar la fachada, reforma de cocinas y baños, o mejora de los cerramientos.

El concejal de Urbanimo y Vivienda, Francisco Pomares, reconoce que la actividad de la Gerencia «creció en 2013 un 2% en el global gracias a las reformas interiores».

Como curiosidad, el número de licencias de vallas publicitarias ha caído un 26% a lo largo de 2013, fruto de la caída del consumo y de los contratos de publicidad por este canal de promoción, situándose en 175 los puntos activos en la ciudad, frente a los 236 a finales de 2012.

Por otra parte, ha crecido el número de instalaciones temporales recreativas autorizadas por Urbanismo, con 28 más que en 2012 y que tienen su explicación en el «boom» de los mercados artesanales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook