10 de abril de 2014
10.04.2014
Infraestructuras

El AVE fantasma de Andalucía

La Junta renuncia a terminar el eje Antequera-Sevilla, tramo que en su día calificó como clave

10.04.2014 | 05:00
Una imagen de la plataforma ya construida y de un puente del tramo Antequera-Marchena sobre las vías del AVE Málaga-Sevilla.

Un proyecto estratégico para el Gobierno andaluz queda en vía muerta

título del la imagen
  • El Gobierno andaluz trata de encontrar una solución a un problema que el propio ejecutivo creó al asumir una parte del eje ferroviario transversal, que pretende unir Huelva-Sevilla-Málaga y Almería. Ahora reconoce la imposibilidad de terminar los 129 kilómetros de doble vía para viajar a más de 250 km/h entre Antequera y Sevilla. Los 280 millones de euros invertidos han servido para construir la plataforma (sin vías ) en el tramo Marchena-Antequera, que ahora quedará sin uso.

El PP califica de escándalo la paralización tras una inversión de 280 millones Empresarios exigen aclaraciones a la Junta

­El Partido Popular de Andalucía inició ayer el primer round del combate político que supone el «fracaso» de la Junta de Andalucía en la construcción del AVE entre Antequera y Sevilla, una infraestructura que permanece en el olvido pese a que ya se han invertido más de 280 millones de euros para construir la plataforma entre Marchena y Antequera, unos 77 kilómetros.

«Un gobierno andaluz chovinista», «un escándalo» o «un error de bulto y pésima gestión» fueron algunos de los términos con los que dirigentes del PP como el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, o la vicesecretaria general del PP-A, Virginia Pérez, definieron ayer la decisión del Gobierno andaluz de realizar un reembolso anticipado de 180 millones del préstamo firmado con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar las obras del eje ferroviario transversal en el tramo del AVE Sevilla-Antequera ante la imposibilidad de terminar la obra.

Apuesta fallida de la Junta Este eje ferroviario fue una de los grandes apuestas de infraestructuras del Gobierno andaluz, que lo consideró en su día clave para la vertebración de la comunidad. Cuando se firmó en 2004 un acuerdo entre la Junta y el Gobierno para cerrar el mapa de alta velocidad en Andalucía, la Junta asumió la ejecución y financiación del tramo entre Sevilla y Antequera, que no estaba incluido en la planificación estatal, pero que para el Gobierno andaluz era clave para dar una solución transversal. El Estado, en cambio, apostó por crear una red radial para conectar capitales de provincia y grandes ciudades con el centro de la península.

Pero además, la Junta de Andalucía decidió más tarde ampliar el proyecto original de ese tramo para conectar con la estación sevillana de tren de Santa Justa y el aeropuerto de San Pablo, además de incluir tramos subterráneos en los accesos a Sevilla. Esta decisión disparó el presupuesto total hasta 1.300 millones y puso en peligro la viabilidad de la infraestructura. Con la llegada de la crisis económica, la Junta decidió primero reprogramar la obra, luego tratar de que fuera asumido por el Gobierno central (cuyo tramo Antequera-Granada lo tiene al 80% de ejecución) y hace unos meses propuso la cesión del tramo construido para albergar el circuito de ensayos ferroviarios proyectado en Antequera y que aún espera alguna oferta para su construcción.

Ante esta sucesión de hechos y con un tramo de 77 kilómetros construido con una inversión de 180 millones, pero que no tendrá utilidad a medio-largo plazo, el alcalde de Málaga fue ayer muy crítico con la Junta de Andalucía y recordó que en su día se recomendó que aprovecharan parte del trazado del AVE ya en funcionamiento.

«La Junta ha recogido el error brutal de no haber aprovechado algo que no le hubiera costado nada porque se lo habría hecho el Estado con cargo a los fondos europeos; solo por su empeño de querer tener protagonismo a costa del dinero público, que no es ilimitado», dijo, en referencia a la posibilidad, ofrecida en un primer momento por el PP gobernando en Madrid y luego por el PSOE, de haber hecho una conexión directa Málaga-Sevilla a través del enlace en Almodóvar del Río (Córdoba).

«Todo esto evidencia el mal uso de los abundantes recursos que Andalucía ha tenido, tanto en fondos estructurales como en créditos del BEI, porque es absurdo haber tirado dinero sin ninguna utilidad, sólo por el empeño de querer hacer una línea propia de los ferrocarriles andaluces», lamentó.

No menos duras fueron las críticas por la gestión de este proyecto por parte del Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Publica (Ceacop). «La no finalización de las obras supone un perjuicio para la imagen de Andalucía, que se ha puesto como una región de la improvisación para los posibles inversores», indicó ayer la gerente de Ceacop, Ana Chocano.

Explicaciones Chocano espera que la Junta «dé explicaciones y motivos» sobre por qué el Gobierno andaluz ha decidido reembolsar al BEI un crédito de 180 millones destinado a obras del AVE» y pidió a la Junta un «ejercicio de responsabilidad por parte de los políticos y técnicos que toman decisiones, para que así no se repitan hechos como éste, que dejan a Andalucía como región de improvisaciones».

La dirigente de Ceacop explicó sobre esta obra que «las obras del tramo ejecutado llevan tres años terminadas y teníamos esperanza de que algún día lo terminaran» y recordó que la Junta «ya intentó hace cuatro o cinco meses que el Gobierno central finalizara las obras, pero no han llegado a acuerdo, y al final la Junta ha terminado renunciando al proyecto». Aseguró que Ceacop «quiere que se hagan obras que sirvan a la sociedad y no tirar el dinero inútilmente» y solicitó al Gobierno andaluz que haga «un ejercicio de responsabilidad y vea el catálogo de infraestructuras inservibles que hay por toda la geografías andaluza y que pagamos todos».

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, explicó el martes que la situación económica hace «inviable acometer el proyecto en los plazos previstos y comprometidos con el BEI» y por ello, la Junta optó por la cancelación anticipada voluntaria del préstamo, lo que evita el pago de una compensación por incumplimiento de los plazos de ejecución que rondaría los 210.000 euros.

Montero explicó que la devolución no implica la renuncia a la interconexión transversal de la comunidad autónoma y lamentó que ante las distintas ofertas que se han planteado al Ministerio de Fomento, solo se haya obtenido la «callada por respuesta», en relación a la propuesta de ubicar allí el anillo ferroviario previsto en Antequera para pruebas de trenes de alta velocidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp