28 de abril de 2014
28.04.2014
Campo de tiro Guadalmedina

"Pedir el cierre cautelar es una barbaridad"

El presidente de la Federación Andaluza considera que a los clubes denunciantes les mueve la protesta por la subida temporal de cuotas

28.04.2014 | 05:00

­La Federación Andaluza de Tiro Olímpico ha calificado de «barbaridad» la petición de cierre cautelar del campo de tiro Guadalmedina por parte de la Asociación de Deportistas Afectados por las Irregularidades en el Deporte de Tiro Olímpico. Para el presidente de la federación, Eduardo Jiménez, que ha participado en las Olimpiadas de Los Ángeles y Seúl y está al frente de la entidad desde hace 17 años, se trata de «una pataleta» de un grupo de clubes malagueños por la subida temporal de cuotas, 180 euros al año.

La subida temporal «de dos o tres años», explicó el presidente, se ha debido al préstamo ICO de 100.000 euros para atender la demanda del Ministerio del Interior a través de la Intervención de Armas de la Guardia Civil y mejorar las medidas de seguridad del campo Guadalmedina, «para que no escape ningún proyectil», con la instalación de cerramientos y otras mejoras. «Es una instalación deportiva de hace cuarenta y tantos años y al aire libre que hay que estar remozando continuamente», precisó.

Además, explicó a este periódico que la federación también tiene que hacer frente al reciente canon anual de 8.000 euros establecido por la Junta de Andalucía tras la prórroga de la concesión de los terrenos, incluido el canon de los últimos cuatro años, es decir, 40.000 euros en total.

El presidente de la Federación Andaluza de Tiro Olímpico explicó que aunque en un primer momento esta cuota, que empezó siendo de 200 euros y luego se bajó a 180 euros, se vinculó por error a la licencia federativa, finalmente se desvinculó. «Quien lo quiera pagar que lo pague, es un tema recaudatorio, se han dictado normas para que los tiradores de los clubes abonen de una u otra manera ciertas cantidades por gastos de servicios a la delegación de Málaga para que se pueda hacer cargo de esos gastos», manifestó.

En todo caso, Eduardo Jiménez criticó la actuación de los clubes malagueños denunciantes. «Han denunciado a la instalación donde han nacido todos yendo a Medio Ambiente y al Ayuntamiento».

El presidente reconoció que las instalaciones junto al Guadalmedina no tienen licencia de apertura debido a su antigüedad: «Como no lo tendrá el Banco de España, Hacienda o el cuartel de la Guardia Civil. Los edificios antiguos no lo tienen», argumentó.

Con respecto a las denuncias por irregularidades medioambientales, dijo que no conoce de manera exacta el equipamiento y declaró: Si tengo noticias de irregularidades el primero que denuncia soy yo». Además, recalcó que «esta federación ni comete irregularidades ni hace barbaridades, aquí las cosas van perfectamente bien y somos la federación más clara y transparente de las 61 que hay en Andalucía».

Eduardo Jiménez también hizo referencia como ejemplo de esa transparencia a que la entidad deportiva andaluza estableció las auditorías cada cuatro años antes de que fueran obligatorias las auditorías anuales.

«El cierre cautelar es una barbaridad, si piden eso pretenden que los 600 o 700 federados al final vayan a sus clubes», estimó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp