14 de mayo de 2014
14.05.2014

El proyecto de las torres de Martiricos aporta casi la mitad del presupuesto de Urbanismo

La aprobación de este convenio urbanístico liberará 11,6 millones de euros de los 25 previstos para invertir en 2014 - El dinero se destinará a construir VPO y transformar el Benítez en parque Los convenios de Repsol y la Térmica, empantanados

14.05.2014 | 05:00

El visto bueno de la Consejería de Medio Ambiente al proyecto de las dos torres de Martiricos ha aportado un balón de oxígeno a las cuentas municipales, al liberar casi la mitad del dinero que la Gerencia Municipal de Urbanismo había reservado para inversión.

El informe positivo de la Consejería, avanzado ayer por La Opinión de Málaga, permite acometer el último trámite necesario para aprobar este proyecto como es recibir el apoyo del pleno municipal. Ese paso liberará los 11,6 millones de euros ingresados por la promotora Espacio Medina al Consistorio como pago del convenio urbanístico y que sólo se hará efectivo con la aprobación definitiva del proyecto.

Ese dinero supone casi la mitad de los 25 millones de euros presupuestados por la Gerencia Municipal de Urbanismo para este año, por lo que completar el trámite con rapidez es clave para disponer del dinero e invertirlo en este ejercicio.

El concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, advirtió de que espera llevar la aprobación definitiva de este planeamiento a la próxima comisión de Urbanismo y pleno municipal, a final de mes. Una vez completado este trámite, el Ayuntamiento podrá disponer del dinero, que básicamente se destinará a la construcción de VPO (comenzando con una promoción en Carlinda), a la segunda fase del nuevo parque del Campamento Benítez y a diversos pagos pendientes, como la liquidación del soterramiento de las vías del AVE.

Inicialmente también estaba previsto pagar con este dinero la transformación del Cubo en una sede del Centro Pompidou, aunque finalmente se ha obtenido la financiación a cuenta de remanentes de Tesorería para evitar posibles retrasos.

El concejal de Urbanismo destacó que estas inversiones estaban previstas ya en el presupuesto de 2014, por lo que destacó que la rápida aprobación del proyecto de Martiricos por la Consejería de Medio Ambiente permitirá acometerlas en este ejercicio.

«El buen trabajo de los técnicos municipales y de la delegación, que han trabajado de forma coordinada, han dado mucha agilidad y evitado la burocracia», destacó Francisco Pomares, quien insistió en que «esto demuestra que cuando dos administraciones trabajan de forma conjunta los temas se aprueban en un buen plazo, ahorrándonos los tres o cuatro meses más que hubiera tardado en otro tiempo».

No obstante, este convenio urbanístico es el único que ha salido adelante de los tres grandes acuerdos firmados por el Ayuntamiento de Málaga en los últimos ocho años. Los convenios para los terrenos de Repsol y la Térmica, que iban a reportar unos ingresos de 140,5 millones de euros al Ayuntamiento, se han quedado en nada por la crisis.

Los terrenos de Repsol están en plena reparcelación, con gran parte del suelo que ha vuelto a manos municipales, mientras que todo el suelo de la Térmica es de nuevo municipal y a la espera de un promotor interesado.

Los cordobeses eligen Málaga para demandar

La histórica sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga ha tenido varias consecuencias: la avalancha que predijeron las asociaciones de usuarios de bancos y cajas de ahorros ya ha tomado forma. Las tres mil demandas iniciales en la provincia se han triplicado, al igual que los recursos que entran en la segunda instancia, confirmaron ayer las fuentes consultadas. Y, por otro lado, ya hay numerosos cordobeses, cuya Audiencia no apoya la devolución de lo ya pagado por los afectados por cláusulas suelo, que prefieren demandar en Málaga buscando una respuesta positiva a sus pretensiones. A Mercantil 1 de Málaga ya han llegado varios escritos y demandas por el estilo. La argucia es fácil: hay quien se empadrona temporalmente por ejemplo en Fuengirola o Mijas para pelear por la eliminación de su cláusula suelo en los juzgados malagueños para que luego la Audiencia le dé la razón. Hay cordobeses con una casa en la Costa y, como allí la Audiencia no les da la razón, prefieren venir hasta Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook