29 de mayo de 2014
29.05.2014
Economía

El ajuste del precio de la vivienda con la crisis alcanza tasas de hasta el 50%

Fomento constata un descenso medio de casi el 38% en Málaga, con el coste al nivel de 2003

29.05.2014 | 05:00
Clientes consultan condiciones en la feria inmobiliaria Simed.

El sector observa un repunte de operaciones y precios en 2014, con Marbella como epicentro

Los constructores afirman que el precio de la vivienda nueva está experimentado ya un pequeño repunte en zonas muy concretas de Málaga como Marbella pero eso no quita para que las estadísticas globales del mercado sigan mostrando un enorme descenso de valor de los pisos. Si el martes era la Sociedad de Tasación la que constataba un desplome en Málaga del 44% desde la época del boom inmobiliario, ayer fue el Ministerio de Fomento el que apuntó una caída de casi el 38% desde los máximos alcanzados a inicio de 2008. En concreto, el precio de la vivienda libre –tanto la nueva como la de segunda mano– se sitúa al cierre del primer trimestre de 2014 en 1.466 euros por metro cuadrado, unos 882 euros menos que los 2.348 que se alcanzaron de máximo hace justo cuatro años.

El mercado ha vuelto a niveles propios de hace una década, antes de que empezara la escalada de precios por la burbuja inmobiliaria. En localidades como Estepona, Benalmádena y Mijas, la depreciación de los pisos apreciada por Fomento alcanza ya el 50%, mientras que por toda la franja costera, incluida Málaga capital, las bajadas superan frecuentemente el 40%.

Eso sí, hay que hacer algunas salvedades. En primer lugar, que el precio de la vivienda en la provincia ha repuntado ligeramente en este primer trimestre de 2014, tras haber tocado fondo a finales del pasado año con un mínimo en Málaga de 1.447 euros el metro. Para algunos, eso puede ser síntoma de que el mercado inicia una fase de estabilización que se confirmará este año y el que viene con nuevos (aunque modestos) incrementos.

La secretaria general de la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), Violeta Aragón, afirma que las compraventas de vivienda ya muestran un alza (un 11% en el primer trimestre), con Marbella como punta de lanza de las operaciones y con los extranjeros como protagonistas principales de la reactivación. El poderío extranjero se confirma al comprobar que mientras las ventas de pisos en Málaga suben en este 2014, la firma de hipotecas vuelve a caer un 14%, según informó también ayer el INE. Y es que muchos extranjeros, sobre todo los inversores, no necesitan de hipoteca.

Con este panorama, los constructores son prudentemente optimistas de cara al futuro. «Son ejemplos puntuales, ligeras pinceladas que nos indican que vuelve a haber demanda, y eso hace que los precios se estabilicen. Aunque eso no quita que en otras zonas donde sigue habiendo stock los precios sigan ajustándose. De hecho, habrá parte del stock que quizá no llegue a venderse nunca», comentó.

La reconversión de esas promociones en residencias para la tercera edad o en clínicas privadas puede ser una solución para dar salida a ese parque de viviendas, comentaron en la ACP.

Por su parte, el director del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), José Antonio Pérez, apuntó que la realidad del mercado es «al alza» y que hay inversores compitiendo por las viviendas que se construyen en zonas como Marbella, en algunos casos con edificaciones que todavía están sobre plano.

«Las ventas están tirando hacia arriba, no una barbaridad, pero sí con algo de alegría. Hay una recuperación discreta. Otra cosa es que las estadísticas oficiales, que incluyen todo el producto inmobiliario, todavía sigan reflejando caídas», apuntó Pérez. Sí reconoció, al igual que los constructores, que hay una parte del stock de vivienda en Málaga que tiene muy difícil salida comercial a menos que se reconvierta su uso más allá del uso meramente residencial.

En España, si la comparativa se hace respecto al último trimestre del pasado ejercicio, la vivienda se abarató el 0,5%, según los datos de Fomento. El precio medio por metro cuadrado se situó en 1.459,4 euros y acumula una caída del 30,6% desde su nivel máximo alcanzado en el primer trimestre de 2008, cuando los precios superaron los 2.000 euros por metro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook