15 de junio de 2014
15.06.2014
Nuevas tecnologías

Málaga da forma a la sanidad 2.0

Dos malagueños han creado distintos programas informáticos con los que ayudan a la eficiencia de hospitales públicos y privados

15.06.2014 | 05:00
Antonio Monsó y Pedro Miguel Torres son el vivo ejemplo del trabajo en equipo.

La provincia de Málaga no sólo cuenta con grandes empresas de la medicina privada que atraen a miles de turistas de salud cada año, sino que también es cuna de innovación sanitaria y de vanguardia tecnológica.

Hace seis años Antonio Monsó y Pedro Miguel Torres ganaron un spin off de la Universidad de Málaga gracias a un proyecto de software sanitario que con el paso del tiempo los ha consolidado en el sector. La empresa malagueña se ha especializado en soluciones informáticas para el sector sanitario que hacen más accesible estas herramientas a las profesionales a los que ayuda a ahorrar tiempo, lo que para las empresas se traduce en más eficiencia y menos costes.

Estos dos estudiantes de Telecomunicaciones tuvieron una idea inicial que luego fue más allá: una aplicación de informática de radiología cuya idea llegó a través de un médico que conocían. «Vimos que había un mercado por explotar, conseguimos financiación y lo desarrollamos. Funcionamos con un gran proveedor de radiología y ahora funcionamos en veinte centros de toda España», cuenta Pedro Miguel Torres, uno de los dos socios.

Este servicio, al que bautizaron como «Hermareport» ayuda al médico a redactar el informe de una manera mucho más sencilla y rápida que de la habitual. «La herramienta agiliza la redacción del informe y permite hacer teleradiología usando otra localización», señala.

Otro de los proyectos puestos en marcha en Caduceus –así se llama la empresa malagueña– es la historia clínica electrónica. Puede que la cercanía del Hospital Clínico al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), donde están ubicados, tuviera que ver, o puede que, simplemente, este hospital sea uno de los más interesados en innovar, pero lo cierto es que fue uno de los primeros centros sanitarios en contar con este servicio, que ayuda al médico a conocer de manera certera y sin errores el caso de cada paciente.

Y precisamente este servicio tiene mucho que ver con otro que se ha convertido en uno de los intocables de la firma malagueña: la integración se sistemas en una sola aplicación. «Es la línea más prometedora, estamos iniciando este proyecto en Sudamérica», explica el ingeniero, que indica que esta aplicación web permite que todas las fases por las que pasa un paciente cuando acude a un servicio sanitario estén en el mismo servicio y, por tanto, no hay que abrir más de un programa informático. Por tanto, cuando un enfermo llega a un hospital, al darle de alta, todas las pruebas, diagnósticos, intervenciones y tratamientos están recogidos en la misma aplicación, lo que evita que se extravíe información y que el margen de error sea mínimo por parte de quienes le tratan.

Esto les ha llevado también a la incorporación de glucómetros con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) o con aparatos de medidas de tensión. «Esta disponibilidad de datos ahorra en tiempo y en dinero», señala el empresario que reconoce que este trabajo es invisible al enfermo, aunque fundamental para el profesional sanitario.

Un buen mercado

A juicio de Pedro Miguel Torres, Málaga es un buen sitio para este tipo de trabajos. «La sanidad privada es un mercado muy importante en Málaga, estamos intentando aprovecharlo todo lo posible aunque ahora estamos intentando dar el salto a América», reconoció.

En este sentido, manifiesta que Argentina y España son países muy punteros y que el resto va por detrás tratando de igualarse. «Nos queremos posicionar en Sudamérica porque empiezan a darle importancia a estos servicios y allí se valora mucho lo que se hace aquí», explica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook