25 de junio de 2014
25.06.2014
Centro Histórico

Urbanismo expedienta a Salsa por abandono de su palacio de la calle Granada

La sanción es por no acometer el mantenimiento de la fachada, con una multa de entre 600 y 60.000 euros

25.06.2014 | 05:00
El edificio del Palacio de Solesio está abandonado desde 2006.

La promotora Sociedad Azucarera Larios (Salsa) tiene un problema con el Palacio de Solesio, en la calle Granada. La Gerencia Municipal de Urbanismo le ha abierto un expediente por falta de mantenimiento de la fachada, que podría derivar en una multa de entre 600 y 60.000 euros, por estar incluido el inmueble en el catálogo de edificios protegidos del Centro.

La sanción tiene su origen en un informe de Urbanismo del 10 de febrero de este año, en el que ordenaba a Salsa que –«como medida cautelar y de forma inmediata»– acometiera una actuación de consolidación de la fachada, para conservar los revestimientos originales del edificio, situado en el número 61 de la calle Granada. Ese tramo de fachada, de un conjunto formado por los números 59 y 61, corresponde al protegido Palacio de Solesio.

Urbanismo realizó un informe técnico en el que se advertía del deterioro de la imagen original y reclamaba una intervención para evitar la posible pérdida de decoraciones murales protegidas.

El 8 de abril además certificaba que las obras de conservación de la fachada reclamadas, con un presupuesto de 3.650 euros, no habían sido ejecutadas, aunque se reconocía que sí se había limpiado el solar.

La falta de actuación de Salsa obligó a Urbanismo a iniciar la apertura de un expediente sancionador que, al afectar a un edificio protegido, se considera como una falta muy grave.

Este edificio del Palacio de Solesio apuntaba en 2006 para convertirse en el primer hotel de cinco estrellas de la ciudad, con un proyecto que buscaba recuperar un edificio histórico y en un entorno clave del Centro.

Sin embargo, los problemas empezaron casi desde el principio con el derrumbe del inmueble protegido y algunos edificios anexos, así como el descubrimiento de retos romanos que obligaron a parar y cambiar el proyecto. No se volvieron a retomar la obra, perdiendo Salsa el contrato con la cadena Hospes para gestionar el futuro hotel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp