25 de junio de 2014
25.06.2014
Economía

Málaga abandona la recesión

La actividad económica ha crecido un 0,6% durante 2013, fundamentalmente por el incremento del turismo

25.06.2014 | 05:00
El incremento del turismo en Málaga ha mejorado los datos económicos y animado la creación de empleo a finales de 2013 y en la primera mitad de 2014.

Málaga logró creación de empleo durante el último trimestre de 2013, siendo la tercera de las capitales en volumen tras Madrid y Barcelona – El 89,7% del empleo depende del sector servicios, 30 puntos más que hace siete años

Seis años de crisis parece que están tocando a su fin, aunque está dejando unas profundas consecuencias en el sector productivo de Málaga. El anuario económico de la Fundación Ciedes certifica el final de la recesión en Málaga en el último tramo de 2013, tras dos años y medio de caída continuada de la actividad económica. Es un inicio de recuperación todavía tímido, pero que apunta buenos datos gracias al crecimiento del turismo. Como muestra, la cifra de parados se redujo un 2,8 % en la capital, una de las más acusadas entre las principales capitales españolas, junto con Barcelona y Valencia. No obstante, todavía se registran 80.471 desempleados en la ciudad.

El anuario económico de Ciedes pone de relieve, no obstante, un cambio notable de la estructura económica de la ciudad a causa de la crisis. La construcción ha desaparecido prácticamente como sector productivo, mientras que la industria apenas tiene peso en el empleo. Así, el 89,7% de los contratos en la capital pertenecen al sector servicios, que le ha comido el terreno al resto y muestra la fuerte dependencia del turismo en la capital. Sólo hay que comparar estos datos con los que se daban hace siete años, antes de la crisis, cuando el empleo del sector servicios rondaba el 57%.

Una de las claves para invertir, o al menos corregir, esta tendencia es el desarrollo del PTA y la vinculación con la Universidad de Málaga (UMA), como advierte María del Carmen García Peña, directora de la Fundación Ciedes, quien la creación de empresas vinculada al ámbito universitario pueden ayudar a crear un sector industrial más potente.

En este sentido, la situación del PTA sigue siendo buena, aunque los datos del anuario de la Fundación Ciedes muestran una leve caída de la facturación. El número de empresas instaladas sigue al alza, con un incremento del 4,6% a lo largo de 2013, aunque son más pequeñas y con menor pujanza, como lo demuestra el hecho de que la facturación cayera en el mismo periodo un 4,5%.

El director de Analistas Económicos, Francisco García Navas, aseguró que los buenos datos de creación de empleo recogido a finales de 2013 son todavía escasos para compensar la alta tasa de paro actual, que ronda el 34% en la ciudad. García Navas pone de relieve la debilidad de los niveles de producción de las empresas, algo que depende directamente de una mejora del consumo: «La creación de empleo se consolidará siempre que mejore el consumo y entre así dinero en los hogares». Además, insiste en que es necesario que otros sectores productivos se incorporen a la mejora de la actividad económica, y que no sea sólo el turismo, para asegurar una mejora del empleo.

De hecho, es el turismo el sector que está tirando de la recuperación económica en la provincia, pero especialmente en la ciudad, con unos buenos datos en 2013 que están siendo refrendados y superados en el arranque de 2014 gracias a la recuperación de la demanda interna.

Hay un hecho que indica además un cambio de tendencia en la economía malagueña, como puso de relieve Felisa Becerra, coordinadora del estudio. Los hoteles registraron un incremento del 8,4% en las pernoctaciones en 2013, sin embargo sus plantillas se redujeron. En lo que llevamos de año, el aumento de las pernoctaciones rondó el 15%, pero esta vez sí se ha traducido en contrataciones en las plantillas de los hoteles.

Construcción y cultura son dos caras de la misma moneda. La primera muestra la continuación de la crisis, con una actividad que no muestra síntomas de recuperación a corto plazo. El segundo es un sector con pujanza, en el que el reto está en traducirla en la creación de una industria cultural potente.

El vicepresidente de Ciedes, Francisco Pomares, destacó que, entre las sombras de la economía malagueña, se encuentra un sector de la construcción que no se recupera y que es clave para crear empleo. Así, en 2013 se visaron proyectos para 303 viviendas nuevas en la capital, un 33,8% menos que en 2012.

En cuanto a la oferta cultural, se ha convertido en un potente factor de atracción de turismo, con incrementos en la afluencia a museos y monumentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook