20 de agosto de 2014
20.08.2014
Estadística

Cada año hay más de setenta agresiones sexuales en Málaga

En 2013 el servicio de atención del IAM atendió a 91 mujeres, mientras que el año anterior ayudó a 79

20.08.2014 | 00:49

El Servicio de información jurídica y atención psicológica a las mujeres víctimas de violencia sexual y abusos sexuales en Andalucía, puesto en marcha desde 1994, atiende cada año a más de 70 mujeres en la provincia de Málaga fruto de esta clase de violencia. Puesto en marcha en 1994, este servicio, dependiente del Instituto Andaluz de la Mujer, ha hecho 1.400 atenciones telefónicas en los seis primeros meses del año en la comunidad andaluza.

De hecho, en lo que llevamos de 2014 el servicio ha atendido en Málaga a un total de 58 mujeres, 32 de ellas nuevas y 26 que ya recibían atención por parte del mismo. El año anterior se ayudó a 91 mujeres y a 12 familiares, mientras que en 2012 la cifra de atenciones fue de 79 más la ayuda a siete familiares. Y es que el programa también presta apoyo psicológico a familiares de las víctimas ya que también sufren las consecuencias directas de los delitos contra la libertad sexual y la integridad de una persona.

Agresiones silenciadas

La coordinadora del IAM en Málaga, Estefanía Martín Palop, condenó ayer la agresión de cinco jóvenes a una chica de 20 años el pasado domingo, al tiempo que lamentó que la violencia sexual «es una de las manifestaciones más preocupantes de la violencia de género, tanto por las graves secuelas psicológicas como por el hecho de ser la más invisible, al ser minimizada o silenciada por la propia víctima».

Tal y como explicó ayer a La Opinión la mayoría de este tipo de agresiones se producen en el ámbito familiar, a diferencia de lo que piensa gran parte de la sociedad. «Sólo un 13% de las violaciones –en el total de toda Andalucía– se producen por parte de desconocidos», explicó, al tiempo que indicó que el resto se reparte entre conocidos, con un 36%, y familiares, con un 51%.

En referencia precisamente al grado de parentesco entre víctima y agresor, Martín Palop admitió que esto provoca que muchas mujeres opten por callar durante años, además de retirar las denuncias por miedo o irse de la zona donde residen.

Según los datos del IAM, en el 53% de los casos la agresión es reiterada y la sufren mujeres de cualquier perfil, aunque la mayoría son solteras y jóvenes (74%), un 35% tiene entre 18 y 27 años y un 14% son menores de edad.

«Necesitamos que la sociedad entienda que cada agresión a una mujer es una agresión a todas, y que es necesaria una condena rotunda y con la mayor repulsa posible», arguyó la coordinadora del IAM, que insistió en que es necesario que la sociedad en su conjunto apueste por la igualdad, que sea capaz de luchar contra el machismo y cualquier indicio de agresión contra la mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp