29 de agosto de 2014
29.08.2014
Salud

Salud concreta que la remodelación del Carlos Haya empezará en octubre

Afirma que el proyecto de las obras en urgencias se halla en fase de adaptación

29.08.2014 | 05:00
La consejera de Salud (centro) observa el trabajo de una operadora de Salud Responde en las instalaciones del PTA.

Asegura que la reforma se hará con garantías de acuerdo con la normativa y las condiciones idóneas con la empresa que mejor se adapte a sus requisitos

­Las obras de remodelación de las urgencias del Hospital Carlos Haya, que la consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, anunció en junio para después del verano ya tienen fecha de comienzo: octubre.

Lo harán con retraso, eso sí, pero calculan que en poco más de un mes puedan empezar los trabajos de mejora del centro sanitario, que tendrán un coste de 1,7 millones de euros. La propia Sánchez Rubio lo confirmó ayer en rueda de prensa, cuando afirmó que se acelerará la adaptación del proyecto todo lo posible, ya que es importante que las obras den comienzo «cuanto antes».

La duración de las mismas será de ocho meses, aunque los espacios irán poniéndose en funcionamiento poco a poco, pues las mejoras afectan a varias zonas de las urgencias del hospital.

Cuestionada sobre cómo se abordarán las obras, la consejera insistió en que tanto la contratación como la ejecución se harán con todas las garantías de éxito. Sánchez Rubio respondió así a las críticas de UGT, que ayer pidió que haya medidas de control. «Se elegirá a la empresa que exponga la oferta que más se adapte y cumpla los requisitos», dijo, al tiempo en que insistió en que la contratación de la empresa que aborde las obras se hará de acuerdo con la normativa y las condiciones idóneas, tanto para los pacientes como para los profesionales del centro.

Esta reforma se enmarca dentro del nuevo Plan de Urgencias Hospitalarias, que implantará medidas para acortar tiempos y mejorar la asistencia en los hospitales de la comunidad autónoma. Aunque se trata de un proyecto meramente organizativo, en Málaga coincidirá con la reforma de las urgencias de Carlos Haya, que ganará en consulta y en 800 metros cuadrados.

El plan tiene como retos específicos mejorar los tiempos de atención, resolver las situaciones de aglomeraciones, ganar fluidez en la información a los familiares, disminuir los tiempos de ingreso en planta de los pacientes y agilizar la gestión de pacientes que se derivan a urgencias.

El plan se pondrá en marcha de forma progresiva, aunque la mayor parte de las medidas estarán operativas antes del mes de octubre, según dijo en su día la propia consejera. Actualmente está finalizando el análisis de las propuestas realizadas por el grupo de expertos del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook