01 de septiembre de 2014
01.09.2014
Posible caso en el Carlos Haya

El nigeriano ingresado en el Carlos Haya padece paludismo, y no ébola

El resultado de los análisis del Centro Nacional de Microbiología así lo determina

01.09.2014 | 15:00

El Centro Nacional de Microbiología ha descartado hoy que el paciente nigeriano de 40 años que estaba aislado preventivamente en el Hospital Regional de Málaga esté infectado por el virus del ébola y confirma que se trata de un brote de paludismo, ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado.

Los análisis efectuados por ese centro del Instituto de Salud Carlos III descartan el ébola después de que el hospital activara el domingo el protocolo contra el virus ante un caso sospechoso, ya que el paciente estuvo recientemente en Nigeria y tenía fiebre alta y otra sintomatología compatible con la enfermedad.

El paciente acudió al Hospital de Antequera con un cuadro de fiebre alta y fue derivado al Hospital Regional de Málaga por juicio clínico de sospecha de paludismo a fin de confirmar si sufría un brote de la misma, indica la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta.

A su llegada al centro de la capital malagueña, el paciente presentaba también mialgias y cefaleas, lo que unido al hecho de su reciente viaje de Nigeria, hizo activar de forma preventiva, por juicio clínico, el protocolo contra el ébola.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, María José Sánchez Rubio, ha destacado que el sistema sanitario público andaluz "está preparado para atender posibles casos y cuenta con protocolos específicos para la detección y atención tanto ante una sospecha de ébola como un posible, aunque improbable, caso".

Ante la aparición de un posible caso, el protocolo establece que el paciente debe ser aislado y trasladado a la unidad de infecciosos del hospital de referencia, donde permanecerá en una habitación dotado de todo el material necesario para su atención.

El protocolo enumera cómo debe vestirse y desvestirse el personal, con batas o trajes de protección, mascarillas, patucos, dobles guantes y gafas, así como el material que se entregará al paciente para su aislamiento (mascarilla, bata desechable de manga larga y guantes).

Respecto a las ambulancias está definido cómo se realizarán los traslados, así como la forma en la que se tiene que esterilizar el habitáculo.

En los casos de viajeros procedentes de países afectados, el protocolo establece que se realizará un seguimiento telefónico los 21 días siguientes a su llegada, de lo que se encarga Salud Responde.

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales recomienda que los pacientes con sospecha de estar afectados por el virus eviten el contacto directo con otras personas y contacten con los servicios de sanidad a través del teléfono de Emergencias Sanitarias 061 a fin de evitar que acudan a un centro sanitario.

En este caso, el personal se desplazará al domicilio del paciente con sospecha y se activarán los protocolos de traslado establecidos.

Si el paciente con sospecha de estar afectado por el ébola decida acudir a un centro sanitario es importante que informe de la situación al personal antes de ser atendido.

El virus del ébola se adquiere por contacto directo con sangre, secreciones, fluidos, tejidos y órganos de pacientes vivos o que han muerto a causa de la enfermedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp