07 de septiembre de 2014
07.09.2014
Agricultura

La producción de uva cae en la provincia un 40 por ciento respecto a 2013 por la sequía

En 2014 se pasará de los 6,5 millones de kilogramos del pasado año a tan sólo 3 millones de kilos

07.09.2014 | 05:00

La campaña de recogida que finalizará a mediados de septiembre, será más corta de lo habitual - La vendimia genera unos 40.000 jornales en toda la provincia de Málaga

­La recogida de la vid dio sus primeros pasos a principios del mes de agosto con la recolección de la uva más temprana en la comarca de la Axarquía. La uva moscatel abrió la vendimia en la provincia de Málaga en un año en el que las previsiones no son muy buenas. Tras la excelente producción del 2013, la falta de agua reduce hasta en un 40 por ciento la producción de uva respecto al pasado año y provoca una campaña corta. La sequía es el principal hándicap, aunque la calidad será sublime según están comprobando los agricultores.

La provincia de Málaga cuenta con unas 3.800 hectáreas de cultivo de uva destinadas a la pasificación, a la elaboración de vinos y a la uva de mesa. La producción de este año pasará de los 6,5 millones de kilogramos del 2013 a los 3 millones este año. La vendimia es fuente de riqueza para muchas familias productoras, así como para las que cada año participan en la recogida en la época estival. Se estima que la recolección de la uva genere unos 40.000 jornales en toda la provincia.

La comarca de la Axarquía es la que posee una mayor extensión de terreno cultivado, con 2.000 hectáreas destinadas a vino (40%), uva pasa (20%) y uva de frutería (40%). Este año se presenta una campaña pésima en lo que a cantidad se refiere. El secretario general de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) en Málaga, Benjamín Faulí, señala que la sequía reducirá hasta en un 50 por ciento la cosecha de uva moscatel en la Axarquía.

En Ronda, los vitivinicultores comenzaron la vendimia este año unos 15 días antes. La comarca de Ronda, donde las principales variedades de vid son la Syrah (26%) y la Cabernet Sauvignon (32%), sufrirá también el descenso de uva en un 40 por ciento menos que el pasado ejercicio.

No obstante, los agricultores no tendrán problemas con las plagas de enfermedades en la planta. «No habrá problemas fitosanitarios debido a la humedad del mes de julio, como ha hecho fresco y ha habido rociadas y teniendo en cuenta la sequía» explica Faulí.

Por último, la zona de Mollina posee un 85 por ciento de la uva que se destina a vino de toda la provincia. Unos 300 vitivinicultores se dedican al cultivo de uva Moscatel (14%), Merlot, y Syrah. Así, la uva Pedro Ximénez (25%) es la más tardía y comienza a recogerse a principios de septiembre.

Esta comarca, situada en el centro de Andalucía, ha sido una de las las más castigada por la sequía. La producción caerá un 50 por ciento respecto al pasado año. Si la comparativa se hace frente a años anteriores las pérdidas en la zona de Mollina y Fuente de Piedra, donde se concentran 500 hectáreas de cultivo de vid, oscilan entre el 30 y el 40 por ciento. La vendimia en la provincia tocará a su fin a mediados de septiembre.

«Esperamos que la producción termine con buen saque» incide el secretario general de Asaja Málaga, que destaca la calidad de los vinos que se elaborarán esta campaña. En este sentido, Faulí pone de relieve la denominación de origen de Málaga, como una de las denominaciones más antiguas de España.

Tres generaciones en la vitivinicultura

La bodega Cortijo la Fuente de Mollina cuenta con años de tradición en la vitivinicultura. Tres generaciones se han dedicado al cultivo de la viña en 15 hectáreas que posee una pequeña familia desde hace más de 100 años. Desde 1992 cuentan con un enólogo en la familia. Antonio Navarro junto a su hermana, Montse y su cuñado, gestionan una empresa en la que desarrollan todo el proceso. Desde el cuidado de la plantación, hasta la recolección, prensado, fermentación pasando por el embotellado manual y la venta de un vino de la mejor calidad. Cortijo la Fuente produce unos 100.000 litros de vino al año. «Para nosotros los viñedos son nuestra forma de vida, nos hemos criado con ellos. Además es un cultivo que genera mucha riqueza», considera Navarro. Desde el año 2008 son bodegueros y no les ha ido nada mal. A la Bodega Cortijo la Fuente le han concedido tres premios. Su vino blanco afrutado ha sido considerado el mejor en el Concurso Provincial de Vinos Sabor a Málaga, organizado por la Diputación de Málaga. Así, el mismo caldo obtuvo la medalla de bronce de los Premios Mezquita en 2010 y 2011 en el concurso nacional de Córdoba.    

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp