27 de septiembre de 2014
27.09.2014
Tribunales

La jefa de Urbanismo que insinuó que fue incitada a prevaricar será demandada si no se retracta

El equipo de gobierno se da un compás de espera hasta el lunes para dar tiempo a Teresa Domingo a que reflexione sobre «la gravedad» de sus acusaciones Ya ha pedido asesoramiento a varios despachos de abogados para iniciar acciones legales

26.09.2014 | 23:06

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga emprenderá acciones legales contra la ex jefa de Licencias de la Gerencia de Urbanismo, Teresa Domingo, si ésta mantiene oficialmente sus acusaciones de que los responsables de Urbanismo esperaban que prevaricara y ella se negó, por lo que fue cesada.

Las palabras de Teresa Domingo, publicadas el jueves en el Málaga Hoy, hacen referencia a los más de cien expedientes abiertos a vecinos de la urbanización Villas del Arenal por haber acometido obras en sus viviendas sin licencia, como cerramiento de pérgolas o garajes. La denuncia de posible prevaricación realizada por Domingo tiene que ver con que los responsables de Urbanismo le habrían pedido hacer la vista gorda o mirar para otro lado respecto a esos expedientes.

Cortés avanzó que espera que Domingo reflexione y se retracte «pues ella seguro que es consciente de la gravedad de las acusaciones que ha vertido y de las consecuencias de sus actos».

Trabajando sobre esa hipótesis, el gerente de Urbanismo, José Cardador, pidió asesoramiento a la secretaría general del Ayuntamiento, mientras que el concejal Francisco Pomares contactaba en la mañana de ayer con algunos despachos de abogados privados en busca de asesoramiento ante una posible demanda judicial.

La actitud de Domingo obligaría también a abrirle un expediente disciplinario con afectación a su actividad laboral en la Gerencia.

El grupo de Izquierda Unida pedirá la convocatoria de un consejo extraordinario y urgente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para que comparezca el alcalde, Francisco de la Torre, como presidente de la Gerencia «para dar explicaciones sobre las acusaciones de prevaricación de la exjefa del departamento de Licencias, Teresa Domingo», que aseguró que la habían destituido «porque no he querido prevaricar».

Así lo anunció ayer el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Eduardo Zorrilla, que calificó las declaraciones de Domingo como «unas acusaciones sobre delitos gravísimos ante los cuales el equipo de gobierno tiene que responder y no ponerse de lado restándoles importancia».
Zorrilla justificó esta comparecencia aludiendo «al incumplimiento flagrante de la legalidad al que aluden estas declaraciones», en las que «se señala que se paralizaron expedientes que han estado meses sobre la mesa», en referencia a los expedientes de infracción abiertos a vecinos de la barriada Arenal 2000.

«Hechos que han salido a la luz sólo después de la destitución de la jefa del departamento más importante de la GMU», añadió Zorrilla.
Para IU, «sólo cabe que el equipo de gobierno tome acciones legales contra esta exdirectiva de la GMU si las acusaciones son falsas, o si no lo son que dimitan los responsables de estas ilegalidades». «Y si las explicaciones que nos dan son insatisfactorias estudiaremos llevar este asunto a la Fiscalía», concluyó Zorrilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp