09 de octubre de 2014
09.10.2014
Entrevista a Teresa Valcarce Graciani

"El cuadro de Gálvez en el Capitolio es mi humilde regalo a España y a los españoles"

El cuadro del malagueño quedará colgado en la Sala de Asuntos Internacionales, en el mismo edificio del Capitolio

09.10.2014 | 05:00
Teresa Valcarce, durante la última entrevista a La Opinión en junio de este año.

Esta hija de malagueños residente en Washington entregó el pasado martes en los almacenes del Capitolio el retrato de Bernardo de Gálvez realizado por Carlos Monserrate, un encargo de la Asociación Bernardo de Gálvez. Tras año y medio de gestiones ha logrado que el Congreso americano acepte el lienzo y haga realidad el acuerdo que tomó en 1783

En Washington son las 9 de la mañana del miércoles. A Teresa Valcarce Graciani no le ha abandonado la emoción de la tarde anterior, cuando entregó el cuadro del malagueño Bernardo de Gálvez, héroe de la independencia americana, en el Congreso de Estados Unidos. Su lucha de año y medio la considera «un trabajo de colaboración conjunta».

Si hoy se topara con Bernardo de Gálvez, ¿qué cree que el de Macharaviaya le diría?
Pues a lo mejor me animaría a trabajar bajo sus órdenes. Sin duda es un héroe al que hay que mirar y podemos seguir su ejemplo. Ahora más que nunca necesitamos figuras de su valía.

El cuadro de Bernardo de Gálvez fue entregado en junio a la Embajada de España en Washington por el presidente de la Diputación. ¿Qué camino ha seguido hasta el Capitolio?
Al día siguiente de la entrega me llamaron de la Embajada Española diciéndome que el cuadro tenía que ser conservado en otro lugar. Llamé a las Hijas de la Revolución Americana y estuvo en depósito en su sede hasta después del verano. Luego me lo llevé a mi casa y ha estado en mi cuarto. Al lado de mi cama. Hace tres semanas me llamó la consejera política del senador Robert Menéndez para decirme que había hablado con la especialista de arte y que tenía ya cita en el Congreso. Ahora mismo está en un sótano bajo el edificio del Capitolio.

¿Cuándo podrá ser colgado el cuadro de Bernardo de Gálvez y dónde?
Ya tienen sitio para el cuadro e incluso la pared donde irá. Se trata de una de las salas de reuniones, la de Asuntos Internacionales, en el mismo edificio del Capitolio. También me dijeron que se colgaría a finales de noviembre pero esa fecha no está todavía confirmada.

Además de que el retrato se quede para siempre en el Capitolio, también se habló de que forme parte de una exposición sobre el propio Bernardo de Gálvez y el papel de España en la Guerra de Independencia norteamericana.
Como parte del plan Gálvez, la Embajada de España quiere realizar una exposición itinerante por Estados Unidos que comenzaría en Washington. En principio, aunque no está confirmado, iría en la Rotonda Russell, una sala preciosa en el edificio anexo al Capitolio más antiguo de los que lo rodean.

Con esta entrega se salda una deuda que el Congreso de los Estados Unidos tenía contraída con la figura del militar malagueño desde 1783. ¿Por qué cree se ha tardado tanto?
Se tardó porque el retrato que iba a ir al Congreso desapareció y porque este hecho, el acuerdo del Congreso de 1783 de colgar un retrato de Gálvez en sus dependencias para honrar su contribución a la independencia no se descubrió hasta hace poco, cuando un español, el malagueño Manuel Olmedo, nos descubrió los documentos que probaban este acuerdo. Es gracias a él que todo esto comenzó.

Ha logrado que Bernardo de Gálvez entre en el Capitolio en sólo año y medio. ¿Habría tardado lo mismo de tener delante a políticos españoles?
Creo que me ha facilitado mucho el hecho de que haya listas abiertas en Estados Unidos. Es decir, los senadores y congresistas están para trabajar por los votantes y tienen que escucharnos. Siempre pienso que sería ideal que en España los votantes tuvieran esta capacidad. También creo que lo he conseguido porque no sabía que era imposible, como decía María de Villota.

¿Qué supone para la comunidad hispana de Estados Unidos el tener a uno de los suyos reconocido como un héroe de la independencia?
Supone el reconocimiento de nuestra comunidad hispanohablante, lo que demuestra que no hemos llegado ayer, que llevamos en este país desde antes, durante y después de su creación y que nuestro legado ha sido importantísimo y nos merecemos estar ahí. El sueño americano es algo que te tienes que currar, no te lo regalan, y en mi caso no es haberme enriquecido. Soy más rica porque tengo el privilegio de ofrecer con humildad este regalo a España y a los españoles.

¿De quién se acuerda en estos momentos?
De muchas personas: de Manuel Olmedo, la Asociación Bernardo de Gálvez, Carlos Monserrate, de los medios de comunicación, que han sido claves y de esas cuatro millones de adhesiones que, cuando las necesité, respondieron en un tiempo récord. Y por supuesto de la gente que está en el cielo como mi padre o María de Villota. He estado en el frente sola pero ha sido un trabajo de colaboración conjunta. No puedo estar más agradecida. Esto es de España y de los españoles.

¿Qué representante de España le gustaría que estuviera en el acto oficial?
A mí me encantaría por supuesto que estuviera nuestro  Rey Felipe VI. Y si no, el miembro de la Casa Real que asignara. Pero mi preferencia por el Rey no sólo es porque ser nuestro representante sino también porque el cuadro original fue un regalo que Carlos III le hizo a Bernardo de Gálvez por sus victorias en América. Y a la vez por otro motivo importante: el Rey Juan Carlos, en su primera visita a los Estados Unidos, regaló una estatua ecuestre de Bernardo de Gálvez que está en Washington. Hay además otro motivo importantísimo: el Rey es Jefe de las Fuerzas Armadas y Carlos III nombró a Gálvez teniente general por la ayuda prestada a la independencia americana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp