12 de noviembre de 2014
12.11.2014
La Opinión de Málaga
Patrimonio en decadencia

Puntos negros en el entorno del Picasso

El PSOE presentará una moción en la Comisión de Cultura para mejorar el entorno del museo

12.11.2014 | 00:28
El concejal socialista Manuel Hurtado, en un lateral del palacio de Solesio, entre el Museo Picasso y la Casa Natal, en la calle Granada.

Algunos de estos rincones llevan años en estado de abandono como el solar de la calle Marquesa de Moya o el palacio de Solesio de la calle Granada.

Las lluvias de ayer han formado un respetable charco al pie de la estatua de Salomón Ben Gabirol, el filósofo malagueño, en los jardines de la calle Alcazabilla. Es uno de los rincones del entorno del Museo Picasso que el grupo municipal socialista considera que necesita una mejora.

En la próxima comisión de Cultura, que se celebrará el próximo martes 18 de noviembre, los concejales Manuel Hurtado y Francisca Montiel presentarán una moción en la que presentan cinco propuestas para mejorar los alrededores del Picasso, así como para «ampliar y ordenar el flujo turístico y ciudadano».

No es la primera vez que los socialistas recogen en una moción la preocupación por el mal estado de la escultura de Ben o Ibn Gabirol. Al privarle de un pedestal, tras la peatonalización de la calle, el deterioro de la obra se ha acelerado, lo que ha llevado al propio autor de la escultura, Hamilton Reed Armstrong, a mostrar su rechazo y a pedir el regreso del pedestal. La moción insta al Ayuntamiento «a que a la mayor brevedad posible, reponga el pedestal original a la estatua de Ibn Gabirol, como demandan colectivos culturales de nuestra ciudad». Aunque como recordó ayer Manuel Hurtado, la respuesta del entonces concejal Damián Caneda en una anterior comisión de Cultura fue «que cuando nosotros, los socialistas, gobernásemos, lo hiciésemos».

Otro de los rincones que a juicio de los socialistas desmerecen de los alrededores del museo más importante de la ciudad es el solar de la calle Marqués de Moya, 5 abandonado desde 1998. La moción reclama que el Ayuntamiento «mejore la vista del solar», que ofrece un panorama de paredes medianeras resquebrajadas y maleza. «El vallado que cierra el solar está vencido y ofrece un aspecto desolador», subraya la moción.

Manuel Hurtado, que ayer recorrió los cinco rincones objeto de la moción, también mencionó el palacio abandonado de Solesio, en la calle Granada, después de que fracasara el proyecto de un hotel de lujo. El propietario, la inmobiliaria Salsa, tiene hasta el próximo noviembre de 2015 para solicitar licencia de obra. Pasada esa fecha tendría lugar la expropiación forzosa.

El concejal Hurtado manifestó que, «lo mismo dentro de un año vamos a estar en la misma situación, como llevamos los últimos 7 años, por eso lo que pedimos es que se vayan estudiando los usos que el Ayuntamiento puede dar a ese edificio, para el caso de que se expropie». Hurtado también señaló el cable que atraviesa la nueva plaza de la Judería, a su juicio nada estético.

La moción también recoge la petición de que el Consistorio reponga una señal indicativa del Museo Picasso, justo en el cruce de la calle Granada con la calle San Agustín, que como informó este diario, el Ayuntamiento lleva todo el año sin reponer, lo que provoca molestias a los turistas y visitantes.

Manuel Hurtado, por último, muestra el pequeño pasillo que resta entre un ala del edificio del Museo Picasso y los puestos de tarjetas y recuerdos de las tiendas de la calle San Agustín. «Por la mañana, cuando hay colegios y turistas se entorpece el paso. Hay poco espacio y está saturado», recalca. La moción también insta al Ayuntamiento a que «organice y evite la saturación del espacio de acceso a la pinacoteca».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook