25 de noviembre de 2014
25.11.2014
Economía

La prórroga del PIVE hará subir un 20% la venta de coches a final de año

El sector celebra la medida aunque el mercado mueve sólo un tercio de lo que vendía antes de la crisis

25.11.2014 | 05:00
Vehículos en la zona de concesionarios cercana al aeropuerto de Málaga.

Los concesionarios malagueños estiman que la prórroga del plan PIVE 6, cuyas ayudas son efectivas desde ayer lunes, permitirá cerrar el año 2014 con un incremento en la venta de vehículos a particulares y empresas de casi el 20%, según calculó ayer el presidente de la Asociación Malagueña de Automoción (AMA), Juan Peña. El Gobierno, tal y como adelantó la pasada semana la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ha decidido liberar ya los fondos para dinamizar de nuevo las ventas, después que las anteriores ayudas se agotaran a finales del pasado mes de octubre y hayan parado algo las operaciones en estas últimas semanas. El consejo del próximo viernes aprobará de forma oficial esa prórroga del PIVE 6.

Peña celebró la decisión del Ejecutivo y comentó que desde ayer mismo se han retomado en los concesionarios malagueños algunas ventas que estaban paralizadas desde hace semanas.

«El mercado está tirando pero teníamos operaciones pendientes en lista de espera desde que se acabaron las ayudas a finales de octubre. Con estos nuevos fondos se elimina la incertidumbre y el retraimiento de la demanda. Nos da cierta tranquilidad aunque la realidad es que estos fondos para la prórroga del PIVE 6 apenas durarán hasta final de año. No sabemos qué pasará en 2015 ni si habrá PIVE 7», explicó el presidente de la AMA, que animó a los que tengan intención de adquirir vehículos a no aplazar sus planes de compra.

De momento, y a cierre de octubre, el incremento de las ventas de coches a empresas y particulares –no se incluye el canal de rent a car, que marcha a la par de 2013– es del 17% en relación al mismo periodo del año anterior, con un total de 16.244 operaciones, según los datos de la AMA. Si sumamos las compras hechas por los rent a car la cifra se va a las 18.620 unidades, un 14,6% por encima del anterior ejercicio. Con esta progresión, el sector afirma que está condiciones de cerrar el año 2014 por encima de las 20.000 unidades vendidas, una cifra bastante más positiva que la de otros ejercicios aunque aún lejos de los máximos que alcanzó el mercado antes de la crisis, cuando se movió entre las 40.000 y las 59.000 unidades anuales.

«Se puede decir que lloramos son un solo ojo aunque nuestra queja es la de siempre. Aquí quien gana dinero son las grandes corporaciones, pero no los concesionarios, que tenemos márgenes de beneficios muy pequeños. Somos un sector muy atomizado, sujetos a contratos leoninos de representación con las grandes marcas», apuntó.

Otra buena noticia para el sector de los concesionarios conocida ayer son los resultados de la tercera edición del Salón del Motor de Ocasión, celebrado este pasado fin de semana en el Palacio de Ferias de Málaga. Según la AMA, el número de visitantes que pasaron por el evento se ha incrementado en un 3% en relación a la anterior edición, lo que se traduce en una asistencia de 30.900 personas.

El Salón, que se desarrolló de viernes a domingo, ha registrado un total de 253 unidades vendidas de forma directa entre coches, motos y vehículos sin carné, lo que arroja un volumen de facturación de 2,6 millones de euros. Estas cifras son un 26% y un 13% superiores, respectivamente a las del pasado año, donde se vendieron 200 vehículos por valor de 2,3 millones. La AMA se mostró «satisfecha» con los resultados y el «gran tráfico» de visitantes registrado en el salón, tanto de empresas como de particulares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook