27 de noviembre de 2014
27.11.2014
Educación

Los alumnos de Danza exigen que su grado entre en el catálogo de la UMA

Medio centenar de estudiantes se manifiesta por el Centro para que sus enseñanzas pasen a ser universitarias

27.11.2014 | 05:00
La manifestación recorrió distintas calles del Centro, hasta el Rectorado de la UMA.

Aseguran que son discriminados

­Los estudiantes y profesores del Conservatorio Superior de Danza de Málaga volvieron ayer a salir a las calles del Centro para reclamar una mejora en la calidad de sus estudios artísticos y exigir su adscripción a la Universidad de Málaga. Medio centenar de jóvenes se manifestaron entre la plaza de la Constitución y la sede del Rectorado de la UMA.

Ni es la primera vez que lo hacen, ni será tampoco la última. María Vilches, portavoz de los estudiantes, explicó que el próximo miércoles protagonizarán un flashmob en la plaza de la Constitución. Y todo para recordar a la Consejería de Educación y a la Universidad de Málaga «que dejen de echarse la pelota unos a otros», según dijo Vilches.

Desde hace un año, estos alumnos vienen reclamando que sus enseñanzas tengan la equivalencia de grado universitario «de forma real». Consideran que sufren discriminación, ya que no pueden acceder a becas, no pueden estudiar másteres y su formación no tiene ningún tipo de reconocimiento europeo. «Queremos que la UMA nos acoja», insistió Vilches, que aludió a precedentes como Magisterio o Educación Física. Es más, los planes de estudio de las Enseñanzas Artísticas Superiores están adscritas al nuevo Espacio Europeo de Enseñanza Superior (EEES), fruto del Plan Bolonia.

La manifestación recorrió la calle Larios, la plaza de la Marina y el Paseo del Parque, en su zona peatonal, hasta llegar al Rectorado. «Teníamos un grado y nos los han robado», era una de las consignas más utilizadas por los manifestantes, que recuerdan que entre el grado elemental, el medio y el superior, completan una carrera de 14 años, «que merece un título universitario», insistió la portavoz de los alumnos.

En la misma situación se encuentran los estudiantes de Diseño y de Música, que también llevan tiempo protestando en el mismo sentido y reclamando su adscripción a la Universidad de Málaga. «La Consejería de Educación espera que sea la UMA la que dé el primer paso y viceversa, y así nos tienen más de un año esperando», se quejan los alumnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook