27 de noviembre de 2014
27.11.2014
Economía

Los bancos abren el crédito al IMV para construir grandes promociones de VPO

Retoman la construcción de 1.006 VPO junto a la ampliación del campus, que llevaba 2 años parada

27.11.2014 | 05:00
La parcela está urbanizada desde 2012, a la espera de financiación.

Los bancos han vuelto a abrir el crédito a las grandes promociones de VPO del Ayuntamiento de Málaga, lo que ha permitido retomar el proyecto de un nuevo barrio de viviendas protegidas junto a la ampliación del campus de Teatinos. Esta es la segunda gran promoción impulsada por el Ayuntamiento después de Soliva, que fue inaugurada en 2010 con más de 1.600 VPO, pero llevaba dos años paralizada por la falta de acceso a los créditos hipotecarios.

El cambio de tendencia se concretó a finales de octubre, cuando el Ayuntamiento de Málaga cerró un crédito hipotecario para impulsar las tres primeras promociones del proyecto Universidad, con 19,7 millones de euros y 216 VPO previstas.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, explicó que siguen con las negociaciones abiertas con varias entidades financieras y prevé que para finales de año o comienzos de 2015 se pueda concretar la financiación para las seis promociones restantes. El proyecto global, con las 1.006 VPO previstas, requiere de una inversión de 97 millones de euros que se quiere financiar con varias entidades financieras.

Pomares insistió en que, una vez que han logrado el primer crédito necesario, esperan convencer a otras entidades financieras para «que confíen en el Ayuntamiento como buen pagador para que nos concedan más préstamos».

Por lo pronto, el inicio de las tres primeras promociones ya está asegurada para el año próximo, con unos 10 millones de euros presupuestados para cubrir el comienzo de las obras.

El concejal responsable de Vivienda apuntó que a principios del año próximo se firmarán los créditos hipotecarios y se sacará a concurso la construcción de estos tres edificios, que podrían comenzar en el segundo semestre del año, con un plazo que oscilará entre los 18 y los 24 meses.

Estas tres primeras promociones tendrán 84, 70 y 64 viviendas cada una, que se destinarán para alquiler, como el resto de las 1.006 viviendas protegidas previstas en este proyecto.

La apertura del grifo de la financiación bancaria vuelve a poner en primera línea este proyecto, que se había quedado parado desde 2012, tras la negativa a conceder créditos bancarios. De hecho, en los dos últimos años el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) sólo había conseguido créditos hipotecarios para pequeñas promociones, que apenas llegaban a las 40 viviendas. Sin embargo, la gran bolsa de VPO proyectada junto a la ampliación del campus universitario, frente a los talleres del metro de Málaga, se había quedado en suspenso por la falta de apoyo bancario para los 97 millones de euros necesarios para su construcción.

Las más de mil viviendas contempladas junto a la Universidad se dividen en nueve edificios, uno de los cuales fue diseñado por el prestigioso estudio de arquitectura holandés Mecanoo. La parcela donde irán ubicadas está totalmente urbanizada, obra en la que el IMV invirtió unos ocho millones de euros entre 2009 y 2012 para la construcción de calles, redes de saneamiento y suministros, alcantarillado y accesos.

Las VPO previstas en este sector estarán destinadas íntegramente a alquiler, ya que es el tipo de vivienda que cuenta con más demanda entre los 7.600 demandantes de una residencia que tiene registrados el IMV. Pomares explicó que estas VPO se alquilan con mensualidades de 150 a 200 euros, más asequibles que la compra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook