09 de febrero de 2015
09.02.2015
Los foros de La Opinión

El trato y la libre elección, principales valores de la sanidad privada

Los responsables de algunas de las clínicas privadas de la provincia reconocen haberse reinventado con la crisis – Han decidido apostar por la innovación, la alta tecnología y las redes sociales para diferenciarse de sus competidores

09.02.2015 | 05:00
Los asistentes al foro charlaron sobre la situación del sector sanitario privado.

El trato individual, la posibilidad de libre elección de especialistas y los reducidos tiempos de espera a la hora de acudir a una consulta o de ir a un especialista son los principales valores de la sanidad privada, que comienza a percibir el fin de un paréntesis marcado por la crisis económica que les ha ayudado a reinventarse, según se desprende del desayuno-coloquio organizado por La Opinión de Málaga esta semana con los representantes de distintos centros sanitarios de la provincia.

A éste asistieron el director del centro de acupuntura, fisioterapia, osteopatía, psicología, traumatología, nutrición y dietética Qi Center, Germán Navas, el coordinador terapéutico del centro de rehabilitación de adicciones Montealminara, Juan José Soriano, la directora administrativa de Asisa en Málaga, Pilar Gómez, y el director de comunicación y marketing de Varicentro, Chema Ontoria.

Todos ellos coincidieron al afirmar que la sanidad privada se ha reinventado con la crisis económica, pues les ha obligado a ser creativos y a perfeccionar aquellos puntos en los que podían flaquear más. De hecho, según alertaron los asistentes, la apuesta hecha en los últimos años para la adquisición de nuevas tecnologías ha motivado que se diferencien cada vez más.

En este sentido, desde Qi Center su responsable alerta de que la inmediatez a la hora de lograr una cita médica con ellos dista mucho de la que puede proporcionar la Seguridad Social, que en muchos casos supera varios meses y en el suyo son sólo días, sin llegar a la semana. «Además disponemos de una metodología personalizada porque se trabaja el tiempo que haga falta con el fisioterapeuta. Eso en la sanidad pública no se da», alertó Germán Navas, que señaló que en el caso de la acupuntura, técnica de la que son especialistas e, incluso, docentes, sólo se da en un centro de salud de la provincia tratándose de una experiencia piloto.

Desde Montealminara, Juan José Soriano destacó que en el caso de la rehabilitación de adicciones la sanidad pública dista mucho de los servicios que pueden proporcionar en su centro. Según señaló, la individualización del tratamiento con un seguimiento diario en lugar de mensual como ocurre en la Seguridad Social hace que se diferencien mucho. «Además, no tiene nada que ver cómo se afronta la deshabituación en un sitio u otro», señala el coordinador terapéutico, que admite que se trata de una apuesta por mejorar la calidad del servicio y por atajar el problema de raíz.

«La adicción es un síntoma, hay que estudiar el por qué», señaló el experto, que admitió que hasta hace no mucho las instituciones públicas solucionaban la adicción con otra, como en el caso de la heroína con la metadona. «No hay que pautar una pastilla para solucionarlo, el fin es saber qué pasa, y eso se hace trabajando con las personas», destacó.

La responsable administrativa de Asisa afirmó que, al margen de la calidad de los servicios que prestan, no se ven como competencia directa de la sanidad pública, sino que se sienten un servicio que complementa y que, en ocasiones, palia los déficits que los pacientes encuentran. «Por eso ofrecemos la posibilidad de elegir especialista, que los tiempos de espera son más reducidos con la póliza, que se puede ir a varios centros» apuntó Gómez. Asisa es una de las compañías que los mutualistas de Muface –funcionarios del Estado– pueden elegir en su tributación a las clases pasivas. Según Pilar Gómez, un 80% de ellos en la provincia tiene un seguro médico privado.

Respecto a la posibilidad de los cambios que podrían llegar dada la escasa financiación que el Gobierno destina para que las compañías de seguro atiendan a los mutualistas, la portavoz de Asisa afirmó que en muchos casos se está desinformando. «Se está utilizando políticamente para atacar», destacó, al tiempo que apuntó que la empresa se ha visto obligada a racionalizar el cuadro médico, cosa que los asegurados percibirán «poco».

En el caso de Varicentro, Chema Ontoria explicó que su apertura hace sólo unos meses ha tenido una gran acogida. En la provincia cuentan con una clínica en Málaga y otra en Fuengirola y los servicios que ofrecen –eliminar varices con técnicas mínimamente invasivas– responden a una necesidad social. «Ofrecemos algo que directamente no se da en la pública», señaló, mientras explicó que cuando se hace se trata de casos muy gravosos cuya recuperación es lenta y dolorosa. «En nuestro caso tratamos desde las varices estéticas hasta las que arrastran una patología y pueden ser graves, pero el paciente no sufre una convalecencia larga ni complicada con la espuma esclerosante», afirmó.

Respecto al futuro de la sanidad, los integrantes del foro tuvieron claro que seguirán apostando por la especialización y por las nuevas tecnologías para ofrecer tratamientos innovadores a sus pacientes.

En Qi Center pretenden seguir con el alto nivel de calidad ofrecido hasta la fecha tras haber cambiado la ubicación, pues han duplicado sus espacios en la nueva sede de la Alameda de Colón. Asimismo, pretenden ampliar la oferta formativa en una de sus especialidades, acupuntura.

En Montealminara el reto más inmediato es convertir el centro en referente regional al tratarse de el único centro de estas características además de apostar por la prevención. Por eso, Juan José Soriano cree que hay que empezar por la educación con charlas formativas e informativas a los jóvenes, pues afirma que en el centro empiezan a llegar casos de chicos de sólo 12 años con adicción al alcohol u otras drogas. «Se trata de asegurar nuestro futuro», afirma el coordinador terapéutico.

En Asisa, el futuro más inmediato pasa por adaptar las pólizas y especializarlas según cada tipo de cliente, además de seguir apostando por las nuevas tecnologías, gracias, como la APP, a través de la cual ya se pueden autorizar algunas pruebas diagnósticas. También ofrecen nuevos servicios como el seguro de repatriación o la póliza dental.

Varicentro tiene un doble objetivo: Hacer una expansión clínica para buscar médicos especializados para ahondar en los tratamientos así como expandir la red de centros por otras ciudades de España, sin descartar otra nueva sede en la provincia de Málaga en el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook