Fomentar un nuevo modelo constructivo en el ámbito rural, sensibilizar sobre las acciones «bio» y contribuir al reciclaje profesional de jóvenes desempleados son algunos de los objetivos del proyecto BIJ+ (construcción, innovación y juventud), el segundo taller sobre biocontrucción que acoge el centro La Noria y concentrará a más de 240 jóvenes durante seis meses.

La asociación Arrabal comenzó ayer los talleres que plantean este sector como una alternativa de empleo y desarrolló la primera «masterclass». Un total de ocho talleres prácticos y cinco clases magistrales que conforman las técnicas constructivas para desarrollar la profesión en relación a las nuevas propuestas que coexisten alrededor de la construcción.

Hasta 30 jóvenes participaron ayer en el taller práctico que se centró en el diseño y la construcción de paneles ligeros y estructuras móviles mediante fibras vegetales autóctonas, yeso y cal.

La diputada de Igualdad y Participación Ciudadana, Pilar Conde, inauguró ayer el curso junto con el presidente de Arrabal-AID, José Antonio Naveros, y el director de banca de instituciones de Andalucía Oriental de CaixaBank, Manuel Arenas. Los interesados pueden visitar la página www.arrabelempleo.org para obtener más información.