27 de marzo de 2015
27.03.2015
SARE

Málaga activa un sistema para ayudar a buscar aparcamiento en zona azul

Este proyecto pionero está basado en la instalación de sensores que detectan la disponibilidad de plazas y ya está activado en la zona de Gutenberg

27.03.2015 | 05:00
Un proyecto pionero que combina la tecnología con la movilidad.

­Desde ahora, buscar aparcamiento en el SARE va a ser más sencillo. O por lo menos eso pretende el Ayuntamiento de Málaga, a través de la Sociedad Municipal Aparcamientos, que ha puesto en marcha la Zona Azul Inteligente, un sistema que guiará a los usuarios a dar con las plazas libres.

Un proyecto pionero en el ámbito nacional e internacional, que se enmarca en las acciones que se desarrollan y que consolidan a la capital como smart city, siendo referente para otras urbes que estudian la inclusión del sistema.

Tras los trabajos de infraestructura necesarios para la ubicación de los sensores y la señalización, la zona de Gutenberg ya se encuentra activa y a lo largo de estos días se irán poniendo en funcionamiento en el resto de ámbitos. El alcalde, Francisco de la Torre, y el concejal de Movilidad, Raúl López, visitaron ayer la zona y desde el Consistorio señalaron que se trata de la primera experiencia a gran escala, pues solo existen pruebas de pocas plazas de aparcamiento en otros lugares. Por ello, el sistema estará en su inicio en período de pruebas hasta lograr la calibración completa de los sensores y el correcto funcionamiento del mismo. Una solución «novedosa» con el fin de mejorar la movilidad urbana y con el reto de contribuir a la sostenibilidad ambiental.

Para ello, se traslada a la vía pública el concepto de guiar el aparcamiento que se utiliza en los aparcamientos en edificios.

Con esta iniciativa se posiciona a Málaga como «la primera ciudad que pone en servicio este sistema de forma integral, es decir, cubre el parque completo de plazas de zona azul, gracias al convenio suscrito entre el Consistorio y la entidad Parkhelp», incidieron. Un sistema basado en la instalación de sensores que detectan la disponibilidad de plazas en la zona definida, transmitiendo esta información en tiempo real a paneles electrónicos instalados en las intersecciones de las vías públicas, indicando a los conductores la ubicación del aparcamiento libre más cercano. Para el funcionamiento de todo este sistema, Parkhelp ha realizado una aportación en especie valorada en 465.000 euros que consiste en 2.229 sensores con tecnología de detección (un sensor en cada plaza), 45 concentradores, 135 repetidores, 60 paneles exteriores, servidor para el mantenimiento de las comunicaciones, software de gestión para el correcto funcionamiento del sistema, y los trabajos consistentes en la realización de estudios de guiado y coberturas. Además, el material aportado pasará a propiedad municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook