01 de junio de 2015
01.06.2015
Medio ambiente

El Infoca espera un verano con alto riesgo de incendios en un año seco y de más calor

La hierba surgida por las lluvias de primavera es otro factor que obliga a extremar las precauciones

01.06.2015 | 12:54
Efectivos del Infoca en un incendio en Torremolinos.

Los responsables del Plan Infoca esperan en este 2015 a priori un verano más peligroso que el de ejercicios anteriores en cuanto a riesgo de incendios ya que el año está siendo en general bastante seco (con sólo un 60% de precipitaciones en relación a la media) pero con la circunstancia añadida de que se registraron algunas lluvias primaverales que han permitido el crecimiento de hierba y pasto que podrían facilitar la propagación de un fuego a modo de "combustible fino". El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha reclamado hoy la colaboración ciudadana para que la campaña de verano del Plan Infoca se desarrolle "con normalidad y sin incendios de relevancia" y ha recordado que el 96% de los incendios tiene su origen en actividades humanas.

Ruiz Espejo, acompañado por el delegado territorial de Medio Ambiente, Adolfo Moreno, han presentado el dispositivo para la campaña 2015 y ha explicado que, según las previsiones de la AEMET, hay un 40% de probabilidades de que este verano sea más caluroso de lo normal lo que, unido a las escasas precipitaciones de este año, obliga a extremar las precauciones.

Moreno ha recordado que a partir de hoy y hasta el 15 de octubre entra en vigor la orden anual que prohíbe la realización de barbacoas y de quemas agrícolas, así como el paso de vehículos a motor por espacios forestales y zonas de influencia forestal (terrenos circundantes a los forestales en una franja de 400 metros). La finalidad de esta orden es evitar que cualquier negligencia pueda provocar un incendio. Las restricciones afectan a la quema de vegetación natural y también a las de residuos agrícolas y forestales. Del mismo modo, también queda prohibido encender fuego para la preparación de alimentos, incluyendo las zonas de acampada o zonas recreativas que estén acondicionadas para ello.

Ruiz Espejo ha asegurado que la Junta cuenta con un dispositivo de extinción de incendios "bien dimensionado y totalmente profesionalizado" para afrontar esta época de máximo riesgo. El dispositivo Infoca, con una inversión de 20 millones de euros en Málaga, dispone en esta campaña de 600 efectivos, a los que se suman los medios técnicos y materiales, como una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), 10 vehículos pesados de extinción, 2 vehículos nodriza y 142 vehículos todo terreno de transporte. En lo referente a la flota de aeronaves, el dispositivo alcanza en Andalucía las 39 unidades, entre aviones y helicópteros, un medio aéreo más que la pasada campaña. Estos aparatos son piezas clave para la extinción de incendios forestales, tanto para el transporte de técnicos y especialistas como para las labores de descarga de agua.

Por otra parte, los trabajos preventivos manuales realizados en meses de peligro bajo y medio de incendios han permitido la adecuación sobre 186 kilómetros de cortafuegos de forma mecanizada y en otros 740 kilómetros de forma manual. "Los incendios se apagan en invierno", ha señalado Ruiz Espejo al destacar esta labor de prevención, que también incluye le la Red de Áreas Pasto Cortafuegos de Andalucía (Rapca), un proyecto de pastoreo que permite el mantenimiento mediante una actividad tradicional en el monte. Este año se ha actuado en más de 835 kilómetros de cortafuegos en Málaga, con casi 30.000 cabezas de ganado. Junto con estas actuaciones, la Consejería también ha ejecutado tareas de mantenimiento de 360 kilómetros de caminos forestales.

Planes en urbanizaciiones
En lo referente a los planes de autoprotección de urbanizaciones situadas en suelo urbano pero lindantes con zona forestal (la denominada zona de interfase), los responsables del Plan Infoca han señalado que hay unas 200 en la provincia (casi la mitad de ellas en Málaga capital) que todavía no tienen esta normativa en regla. Ruiz Espejo ha recordado que son los ayuntamientos los que deben dirigirse a las urbanizaciones para conminarles a que dispongan de estos planes, según dispone un decreto sobre normativa de incendios promulgado en 2010. La Junta ha recordado que 373 urbanizaciones sí tienen este documento debidamente aprobado, lo deja la tasa de cumplimiento en torno al 65%. La misma proporción se da en el caso de fincas forestales, con 2.480 informes favorables en la provincia. En cuanto a los municipios, de los 73 que están en zona de peligro de incendios, sólo hay 11 que aún no tienen su plann de emergencia actualizado.

En los primeros cinco meses del año se han quemado 44 hectáreas de superficie en Málaga (36,4 de superficie arbolada), cifra que está un 35,7% por debajo de la media del último decenio para ese periodo, aunque sí eleva un 41% el guarismo de 2014, según los datos facilitados por la Junta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine