02 de junio de 2015
02.06.2015
Medio Ambiente

Málaga vivirá un verano de alto riesgo de incendios tras un año muy seco

Más de 200 urbanizaciones junto a zona forestal aún no tienen el preceptivo plan de autoprotección

02.06.2015 | 05:00
Un efectivo del Infoca trabaja en una zona arrasada por el fuego.

Los responsables del Plan Infoca encaran un verano que, en principio, será más peligroso que el de años anteriores en cuanto a riesgo de incendios. El 2015 está siendo en general bastante seco (sólo se han producido un 60% de precipitaciones en relación a la media) y se da además la circunstancia de que las lluvias de la primavera sí propiciaron el crecimiento de hierbas y pastos que ahora podrían facilitar la propagación de un fuego, actuando a modo de «combustible fino». El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, que presentó ayer el dispositivo del Infoca para la campaña 2015, llamó por ello a extremar las precauciones y reclamó la colaboración ciudadana para que la campaña de verano se desarrolle «con normalidad y sin incendios de relevancia». El 96% de los incendios, según los datos del Infoca, tiene su origen en actividades humanas.

Ruiz Espejo, acompañado por el delegado territorial de Medio Ambiente, Adolfo Moreno, recordó también que, según las previsiones de la Aemet, hay un 40% de probabilidades de que este verano sea más caluroso de lo normal.

A partir de ayer y hasta el 15 de octubre entra en vigor la orden anual que prohíbe la realización de barbacoas y de quemas agrícolas, así como el paso de vehículos a motor por espacios forestales y zonas de influencia forestal (terrenos circundantes a los forestales en una franja de 400 metros). La finalidad de esta orden es evitar que cualquier negligencia pueda provocar un incendio. Las restricciones afectan a la quema de vegetación natural y también a las de residuos agrícolas y forestales. Del mismo modo, también queda prohibido encender fuego para la preparación de alimentos, incluyendo las zonas de acampada o zonas recreativas que estén acondicionadas para ello. Los responsables de la Junta apuntaron que desde que se aplica esta orden, los fuegos originados por quemas han bajado un 80% y los causados por barbacoas un 50%. Además, ocho de cada diez fuegos que se producen en Málaga se quedan en conatos (es decir, no llegan a afectar a más de una hectárea).

«Estamos preparados para poder minimizar los riesgos y asegurar a los miles de visitantes y turistas que tenemos uno de los mejores dispositivos de prevención y extinción de incendios, aseguró Ruiz Espejo. El dispositivo Infoca, con 20 millones de euros de inversión en Málaga, dispone en esta campaña de 600 efectivos, así como una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones, 10 vehículos pesados de extinción, 2 vehículos nodriza y 142 vehículos todo terreno de transporte.

En los primeros cinco meses del año se han quemado en seis incendios y 17 conatos un total de 44 hectáreas de superficie en Málaga (36,4 de superficie arbolada), un 35,7% menos que la media del último decenio para ese periodo.

Los responsables del Plan Infoca apuntaron también que en la provincia hay unas 200 urbanizaciones en suelo urbano pero lindantes con zona forestal (la denominada zona de interfase) que todavía no tienen elaborado y aprobado su preceptivo plan de autoprotección. Casi la mitad de ellas están en Málaga capital. Ruiz Espejo recordó que, según un decreto promulgado en 2010, son los ayuntamientos los que deben dirigirse a las urbanizaciones para conminarles a que dispongan de estos documentos (que detallan elementos como las vías de evacuación o la situación de las tomas de agua). La Junta apuntó que 373 urbanizaciones sí tienen el plan ya aprobado, lo que deja la tasa de cumplimiento en torno al 65%.

«Es importante y obligatorio que las urbanizaciones dispongan de este plan porque si hay un incendio la población puede correr peligro. Pero el competente para requerirlo es el municipio», apuntó Ruiz Espejo, que dijo haber ya mantenido reuniones con los ayuntamientos, sobre todo con los del ámbito del litoral, para abordar las dificultades de respuesta que puedan tener de algunas urbanizaciones. Afirmó que seguirán trabajando para resolver esta cuestión y eludió pronunciarse sobre posible sanciones de la Junta a las urbanizaciones que sigan sin acometerlos. «No queremos poner en marcha un régimen disciplinario sino informar para que se elaboren los planes», dijo.

Fuentes de la Junta sí recordaron que en estos casos hay mecanismos para reclamar a los propietarios el cobro de los servicios de extinción en caso de fuego, como ocurrió el pasado año en Mijas, donde el Ayuntamiento publicó un bando municipal a este efecto.

En cuanto a fincas forestales, la Junta cuenta con 2.480 informes favorables, con un grado de cumplimiento del 60%. Y en lo relativo a los municipios, de los 73 que en Málaga están en zona de peligro de incendios, sólo hay 11 sin su plan de emergencia actualizado (aunque sí en vigor).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine