16 de junio de 2015
16.06.2015
Tecnología

El camarero en el móvil

ClickTOM diseña una sistema para hostelería que permite al cliente pedir a cocina sin pasar por el camarero y a los propietarios controlar a distancia la actividad

16.06.2015 | 05:00
Federico Navas, a la derecha, muestra una tablet con el sistema informático de ClickTOM.

El empresario Federico Navas, con más de 15 años de experiencia en el gremio hostelero, ha diseñado junto a unos socios un software con el que pretende evolucionar el concepto de las terminales TPV que usan los camareros. ClickTOM, que cuenta con clientes como la cadena Brutus, quiere hacer 500 clientes en el próximo año.

­La empresa malagueña ClickTOM ha desarrollado un sistema informático para establecimientos de hostelería que permite almacenar directamente en la «nube» la información del servicio que los camareros realizan en las mesas y que tiene múltiples aplicaciones prácticas tanto para los propietarios del negocio como para la clientela. Por un lado, el novedoso software de gestión da al cliente de los locales que instalen este sistema la posibilidad de realizar los pedidos a través de cualquier móvil o tableta sin necesidad de interactuar con el camarero, enviando directamente la orden de la mesa a la cocina, algo muy práctico para agilizar el servicio en negocios con gran afluencia de público o en establecimientos de playa. Por otro, también permite a los dueños controlar al minuto la marcha del negocio desde cualquier sitio, comprobando por internet el número de mesas ocupadas, el servicio y las ventas de cada camarero o los precios de los productos, pudiendo además configurar al instante cartas, menús o inventarios. El director de ClickTOM, Federico Navas, define a este periódico su producto como «una gran innovación» dentro del segmento de las terminales TPV que los bares, restaurantes y chiringuitos utilizan para canalizar las comandas de los clientes, y señala que en los primeros meses de actividad de la empresa, el sistema informático ya ha sido instalado en más de 30 establecimientos, entre ellos en la cadena de restaurantes de comida gigante Brutus, con presencia en varias provincias, y en varios negocios del Centro de Málaga.

La firma, cuya web es www.clicktomsystem.com, se marca como objetivo conseguir 500 clientes en el sector de la hostelería durante los próximos doce meses en toda España y tiene como futura meta tratar de dar el salto a los mercado exteriores, sobre todo Europa, con su servicio, al que denominan con orgullo como TPV 2.0.

«Nosotros no hacemos dispositivos físicos sino el software porque nuestra filosofía es dejar a los negocios y a los clientes la libertad de usar sus propios ordenadores, móviles o tabletas. El servicio se da a través de nuestra web, sin necesidad de instalar aplicaciones», aclara Navas.

Así, el producto permite a los camareros utilizar tabletas normales que pueden ser reiniciadas fácilmente ante cualquier eventualidad en lugar de sistemas cerrados tipo PDA que obligan a cambiar el dispositivo si la aplicación falla.

«Con nuestro sistema, conseguimos que los hosteleros tengan información en tiempo real de su negocio, además de hacer partícipes a sus clientes, que pueden autocomandarse y tener también acceso directo a las redes sociales, para que compartan la experiencia. Por ejemplo, una persona que está tumbada en una hamaca de playa podría pedir la consumición sin necesidad de acercarse al chiringuito o esperar al camarero», comenta el responsable de ClickTOM.

«Englobamos en un solo sistema modelos de negocio ya existentes en el mercado y otros que hemos innovado», añade Navas, un empresario con más de 15 años de experiencia en el sector hostelero y que regentó varios negocios en el Centro y la Malagueta.

«El servicio es muy útil en restaurantes de clientela masiva, donde hay mucho ruido y puede resultar más cómodo para el cliente comandar los pedidos de la gente de su mesa con el móvil. Así, si se te olvida algo lo incorporas rápido y la orden va directa a la cocina y a la barra», añade Álvaro Díaz, otro de los cinco socios con que cuenta ClickTOM. Para usar el sistema, los clientes que llegan tienen que recibir un permiso previo del camarero para poder acceder al mismo.

Los integrantes de la firma han necesitado dos años enteros de duro trabajo para tener listo el software, encabezados tecnológicamente por el ingeniero informático Jacinto Rodríguez. Los hosteleros pagan por el servicio una cuota mensual que, según apunta Navas, es inferior al costo de una ADSL, además de recibir cada dos semanas unas actualizaciones generales para todos los negocios sin costo alguno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine