16 de junio de 2015
16.06.2015
Política municipal

De la Torre incluye a Carlos Conde en su equipo y releva a Cortés de la portavocía

El alcalde tiene que contar con el hasta ahora diputado provincial de Presidencia para poder cubrir los once distritos

16.06.2015 | 09:50
Francisco de la Torre convocó ayer tarde a los once directores de distritos para explicarles la nueva situación creada tras la firma del acuerdo con Ciudadanos, que contempla la sustitución de estos cargos por funcionarios municipales a partir de enero de 2016. En la imagen se ven entrando en el Ayuntamiento a Alberto Díaz, Enrique Rodríguez y Eduardo Gallardo.

El regidor no ve sectarios los pactos entre los partidos de izquierdas como afirmó el presidente Mariano Rajoy

­A la diez de la mañana ha citado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a sus doce concejales para informales de la composición del nuevo equipo de gobierno y el reparto de áreas en un Ayuntamiento donde el PP gobernará por primera vez en minoría desde que lo hiciera Celia Villalobos entre 1995 y 1999. Fuentes consultadas por este periódico explicaron que De la Torre tiene intención de concentrar las concejalías de mayor peso en los ediles más cercanos a su persona y que la portavocía del grupo municipal del PP recaería en Julio Andrade o Francisco Pomares, dos ediles muy próximos al alcalde.

El nombramiento del portavoz del PP en el Ayuntamiento de Málaga tiene en este mandato municipal unas características muy peculiares, ya que tendrá que hacer gala de una enorme voluntad de diálogo para cerrar pactos con Ciudadanos, Málaga Ahora, PSOE e IU al no contar con mayoría absoluta el PP para sacar adelante las votaciones en las comisiones y en los plenos. Pero además, teniendo en cuenta que éste podría ser el último mandato de Francisco de la Torre, que ha blindado en el acuerdo con Ciudadanos permanecer en la alcaldía durante cuatro años, la elección del portavoz podría ser un mensaje interno del alcalde sobre su posible sustituto dentro de cuatro años.

Hasta ahora el papel de portavoz municipal lo había desempeñado Mario Cortés, que de hecho intervino en la sesión de investidura de De la Torre, pero que ahora podría desempeñar un papel secundario en el equipo de gobierno del alcalde.

Uno de los principales problemas del regidor a la hora de diseñar su equipo ha sido cómo sortear las exigencias de Ciudadanos de que a finales de año desaparezcan los directores de distritos y sean sustituidos por funcionarios. Al disponer sólo de once concejales, ya que Elías Bendodo se mantendría en la presidencia o en la oposición en la Diputación de Málaga, De la Torre ha tenido que incluir también al concejal Carlos Conde en su equipo de gobierno con la idea de asignar así cada uno de los once ediles disponibles de un distrito.

Conde en los últimos cuatro años no tuvo ninguna responsabilidad en el Ayuntamiento de Málaga al ser el diputado provincial de Presidencia en la Diputación de Málaga. Según fuentes consultadas, Conde podría llevar el área de Turismo aunque su perfil es más propio para el área de Economía, que ayer noche se disputaba con María del Mar Martín Rojo.

A la espera de la confirmación oficial de hoy, lo único seguro es que el fichaje estrella, Elvira Maeso, profesora titular de la Universidad de Málaga y experta en movilidad, llevará éste área durante los próximos cuatro años.


De la Torre reunió ayer tarde a los once directores de distritos para sondear quiénes estaban dispuestos a mantenerse en el puesto hasta finales de año, plazo dado por Ciudadanos para que sean sustituidos por funcionarios. Para realizar este cambio hace falta dotar de presupuestos a estos nombramientos y sacar un concurso público para su elección.

El recorte que se refleja en el documento firmado entre el PP y Ciudadanos obligará también al cese de varios directores y se daba por segura ayer la salida de la directora gerente del Teatro Cervantes, Charo Ema, y que sus competencias pasarán a manos del director de Festival de Cine de Málaga y de la Casa Natal de Picasso. Otros directores que podrían salir serían, Alfredo Taján, del Instituto Municipal del Libro, y Francisco Gavira, del Instituto Municipal del Taxi.

Francisco de la Torre tuvo ayer una jornada maratoniana de entrevistas en las radios a nivel nacional debido a su condición de alcalde de la principal ciudad donde gobierna el PP. En una de las entrevistas señaló que no cree que los pactos entre fuerzas de izquierdas tengan «consecuencias enormemente negativas». «La política local obliga a mucho pragmatismo y realismo, a pegarse mucho a la realidad de los problemas», dijo, al tiempo que señaló que los mencionados pactos no tienen «unas consecuencias enormemente negativas, desde el punto de vista, por ejemplo, económico».

Con estas palabras volvió a erigirse como uno de los líderes populares más independientes, pues dista mucho de la afirmación que el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, puso en Twitter en la que cargaba contra este tipo de acuerdos. «Mi apoyo a los –concejales– que aún ganando no han podido ser alcaldes por pactos excéntricos y sectarios», dijo mientras encendía la red social. En este sentido, el alcalde reelegido de Málaga manifestó que hay que dar «un margen de tiempo para ver cómo se desarrollan las cosas realmente».

Una cosa diferente sería, tal y como precisó el regidor en declaraciones en el programa «Hoy por hoy» de la Cadena SER, recogidas por Europa Press, «si hay una política de alejamiento, de no diálogo, con otras fuerzas o con instituciones gobernadas por el PP; eso sí sería sectario». En «Las mañanas» de RNE De la Torre volvió a apostar por la reforma electoral y por instaurar una segunda vuelta, para que los ciudadanos pudieran elegir realmente entre las opciones que pasaran un listón determinado de votos. Se trata, en su opinión, de «la búsqueda de la estabilidad como compromiso y responsabilidad con los vecinos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp