20 de junio de 2015
20.06.2015
Federación Tidus

Protectoras de animales pedirán una reunión con la Junta

Subrayan que al menos la de la capital se sitúa en un espacio no catalogado como zona de baño

20.06.2015 | 11:09
Perros en la playa de los Baños del Carmen.

La Federación Tidus, integrada por protectoras de animales de la provincia, ha mostrado su malestar ante el posible cierre de playas caninas. Por ello, está analizando la normativa y la situación de cada una de ellas con el objetivo de reunirse con la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta y proponerle alternativas, después de que ésta última haya advertido a los ayuntamientos de Málaga, Rincón y Fuengirola que si mantienen abiertos estos espacios, se les levantará la correspondiente acta de denuncia.

No obstante, la secretaria de la Federación Tidus y también responsable de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, Carmen Manzano, ha insistido en que al menos la playa canina que comparten Málaga y Rincón de la Victoria cumple con los requisitos exigidos por la Administración autonómica, ya que se trata de un espacio que "no es apto para el baño de personas". Un argumento que resalta el Ayuntamiento de la capital.

A juicio de Manzano, "es absurda" la situación que se está dando. Y, ante esto, la próxima semana se reunirá la junta directiva de la Fundación Tidus para concretar las acciones a seguir y solicitar una reunión a la Delegación Territorial de Medio Ambiente. "Queremos que nos explique por qué no se permite llevar a cabo una iniciativa que es razonable", ha manifestado.

Además, ha incidido en el cuidado que los propietarios de los perros hacen de esas playas. En el caso concreto de la situada en la desembocadura del arroyo Totalán, ha defendido que "está completamente limpia, no se puede decir lo mismo de, por ejemplo, La Malagueta, después de que se vaya la gente".

"Es un espacio del litoral al que nadie va, entiendo que pueda haber problemas en La Malagueta, pero no allí", ha declarado a Europa Press la secretaria de la Fundación Tidus, agregando, de todos modos, que "un perro que va a esa playa canina no contagia nada, son animales desparasitados cada 45 días, están vacunados*".

Sin lógica

Ha hecho hincapié también en que las playas caninas no son sólo para los perros, sino también para sus propietarios, que "pagamos impuestos como el resto de ciudadanos". Para Manzano, "no tiene sentido haber tenido este avance animalista y ahora que la Junta de Andalucía lo eche para atrás cuando no existe un problema real".

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha insistido en que los ayuntamientos de Málaga, Rincón de la Victoria y Fuengirola no han solicitado autorización en ningún momento para sus playas para perros. Es más, les ha advertido de que si las mantienen, se les levantará la correspondiente acta de denuncia.

A principios de este mes la Junta informó a los 14 municipios del litoral malagueño, así como a las mancomunidades de municipios Costa del Sol Occidental y Costa del Sol-Axarquía, de que, de acuerdo con la legislación vigente, no podrían contar con espacios en sus playas destinados para perros.

Zonas de baño

Según la resolución enviada a los ayuntamientos de la capital, Marbella, Fuengirola, Estepona, Benalmádena, Torremolinos, Rincón de la Victoria, Casares, Torrox, Vélez-Málaga, Mijas, Nerja, Manilva y Algarrobo, como norma general, las zonas de playa para baño y esparcimiento de perros son "incompatibles" con zonas de baño declaradas.

Precisamente, a finales de mayo se denegó la solicitada por el Consistorio esteponero en La Morocha. Casares fue el primer municipio malagueño en habilitar una playa canina en 2012; a la que siguió la conjunta entre Málaga capital y Rincón, y la de Fuengirola.

El Ayuntamiento de Málaga, por su parte, defiende que cumple lo establecido por la Junta, por lo que no se plantea cerrarla. No obstante, ha enviado un escrito a la Delegación Territorial de Medio Ambiente en el que, insistiendo en que este espacio no es una zona de baño para personas, se le pide que "tenga a bien catalogarlo como playa canina mediante el título de ocupación que proceda".

De igual modo, la concejala de Playas, Teresa Porras, señaló que en el Plan de Playas de 2015 (documento oficial en el que se plantean todos los usos y ocupaciones previstas en la temporada) ya se comunica la existencia de este espacio canino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp