17 de enero de 2016
17.01.2016
Tribunales

Roca niega haber sido sobornado con dos viviendas

Explica que Sean Connery quería irse de Marbella molesto por las construcciones anexas

17.01.2016 | 05:00

­Juan Antonio Roca, acusado en Goldfinger, también contestó ayer a las preguntas de una muy incisiva fiscal Anticorrupción, María del Mar López Herrero. Eso sí, su declaración fue muy técnica, limitándose a su intervención en la tramitación de los tres convenios con las mercantiles Malibú y By The Sea que propiciaron el pelotazo urbanístico con la parcela de los Connery.

Así, negó que recibiera dos apartamentos en el edificio finalmente construido como premio a los servicios prestados durante la tramitación de los convenios, sino que explicó que él se interesó por comprarlos tras preguntarle a los vendedores de su inmobiliaria, algo muy distinto a lo que sostiene la fiscal.

Respecto a Sean Connery, puntualizó que él vivía desde 1979 muy bien en Marbella, pero estaba molesto porque dos construcciones colindantes eran muy altas. A principios de la pasada década se sintió mal con esta situación y resolvió irse de la ciudad, pero antes quería que su parcela tuviera los mismos parámetros de edificabilidad que los de sus vecinos. «Estos señores no van a verme en calzoncillos», asegura Roca que el actor escocés le dijo a la prensa de la época. Las alegaciones de sus abogados incidían en que querían que «se aplique la misma edificabilidad del colindante». En cuanto a los convenios, explicó que estos siempre se enviaban al alcalde, Jesús Gil, y su hija y secretaria contestaba y exponía quiénes debían firmar los convenios, dando de facto la razón a Julián Muñoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine