19 de diciembre de 2016
19.12.2016

El Clínico tiene que reabrir una planta dos días después de cerrarla

Satse denuncia que la presión de las urgencias y la actividad quirúrgica obliga a la dirección a dar marcha atrás

19.12.2016 | 18:53
La actividad quirúrgica en el Clínico se ha mantenido.

La obligación impuesta a la Sanidad andaluza de dar el máximo servicio con el menor gasto posible no siempre resulta ser una ecuación de fácil resolución. De hecho, la dirección del hospital Clínico Universitario se ha visto obligada a dar marcha atrás solo 48 horas después de cerrar la planta de cirugía del centro hospitalario, que ha tenido que reabrir por la presión de las urgencias y el ritmo de la actividad quirúrgica.

Satse denuncia que los colapsos en las urgencias se deben, fundamentalmente, a una «falta de planificación». «Pese a que la dirección lo desmintió, ya anunciamos en noviembre que este fin de semana se iban a cerrar 58 camas dado que en Navidad siempre se prevé un descenso de la actividad quirúrgica», informan fuentes sindicales. El objetivo es ahorrarse contratos de enfermeros para atender a estos pacientes. Sin embargo, añaden las fuentes, pese a que el viernes se cerró esta planta de Cirugía (38 camas), los médicos han mantenido la programación de operaciones previstas hasta el día 21 de diciembre, dentro del denominado Plan de Choque Quirúrgico, con el consiguiente problema en las urgencias. «Se produce un tapón porque estas camas y otras 18 de Traumatología, que suelen servir para aliviar esta situación, están cerradas y no hay personal», señala Satse.

Por este motivo, el mismo domingo por la tarde la dirección tomó la decisión de abrir la planta para atender a 13 pacientes, «por lo que tuvo que llamar a una compañera, una única enfermera para atender a todos y que a las ocho de la mañana no tenía relevo», critica el Satse. A estos trece enfermos se le sumaron a primera hora del lunes otros cuatro que ingresaron para ser intervenidos quirúrgicamente, por lo que finalmente la dirección ha tenido que autorizar siete contrataciones, «y no ha podido ahorrarse el dinero que tenía previsto», precisan las fuentes, que lamentan, sobre todo, la falta de previsión y de respeto hacia «personas que están enfermas y que llegan al hospital y no saben en qué camana van a ponerle, porque encima las habitaciones están cerradas bajo llave».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine