27 de febrero de 2017
27.02.2017
Sucesos

"La escena fue brutal. La chica nunca hablaba, no pedía ayuda, sólo lloraba"

Una de las personas que atendió a la joven que denunció una agresión sexual describe el encuentro

27.02.2017 | 23:44
Restaurante en el polígono Alameda, en el que se produjeron los hechos.

Tras una noche trabajando como DJ en la sala Paris 15, Álex y dos amigos decidieron ir al McDonald's de Teatinos, en la avenida María Zambrano. No habían dado las 8.00 horas. El broche a una jornada laboral más hasta que a uno de ellos se le cambió la cara mientras degustaban el desayuno fuera del coche. Álex, de 35 años y más conocido como Tortu en la noche malagueña, asegura que el rostro desencajado de su amigo les obligó a mirar hacia atrás para contemplar una imagen de la que todavía no se ha recuperado: "La escena fue brutal. A veinte metros había una chica con el pelo en la cara, llorando y prácticamente desnuda". Estaba en una zona ajardinada junto a la carretera y sólo llevaba puesta una chaqueta mientras se tapaba el resto como podía con una camiseta rota. Iba descalza, con un cinturón y un tacón en la mano. Completamente desorientada. Según su testimonio, la chica no hablaba, no pedía ayuda, sólo lloraba. "Estaba en estado de shock" y esto provocó que él y sus amigos también tardaran en reaccionar unos minutos antes de que llamaran por primara vez a la Policía Local.

Durante este tiempo, asegura que varios vehículos pasaron junto a la joven sin que sus ocupantes tampoco reaccionaran ante una escena tan violenta. Tras unos largos minutos, la joven, que parecía muy bebida, cruzó hacia un lavadero de coches cercano y decidieron acercarse para ofrecerle ayuda. Tiraron la comida, fueron hacia ella en el coche. Él iba atrás. El conductor estaba muy asustado y detuvo el vehículo con la chica a la altura de la puerta de Tortu. Abrió, le preguntó si necesitaba ayuda y ella se le lanzó para entrar en el coche, aunque él evitó esa situación. "Ahora me queda el malestar de que no entrara, pero todo el mundo me ha dicho que hice bien, incluso la policía, que era una decisión muy complicada". "Me asusté mucho, no sabía si podía meterme en un lío. Le dije que habíamos llamado a la Policía y que podría explicarles a ellos lo que le había pasado", añade el joven. Poco después, cuando ya habían llamado de nuevo al 092, una pareja que también había estado en la hamburguesería se acercó y le pusieron una chaqueta, momento en el que llegaron varias patrullas de la Policía Local y se hicieron cargo de la joven. "Nunca hablaba", insiste Tortu.

La Policía Local trasladó a la chica a un centro sanitario. Con el protocolo de actuación ante las agresiones sexuales activado, la Policía Nacional asumió una investigación que según fuentes de la Comisaría Provincial no ofrecía novedades significativas esta mañana. Según informaron fuentes policiales, la joven aseguró en primera instancia que había sido violada por tres jóvenes de rasgos árabes en unos jardines próximos a la avenida María Zambrano. Según esta versión, la chica habría estado con ellos en una sala de fiestas localizada en el Camino de San Rafael, aunque la agresión habría tenido lugar en un punto más cercano al que fue encontrada, ya que los agentes encontraron un zapato de la joven tras unos matorrales próximos a la calle la Flauta Mágica, cerca de donde ella fue encontrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp