01 de mayo de 2017
01.05.2017
Salud

Embajadores de los XXI Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados visitan el Materno

Una británica y un español trasplantados de corazón y riñón compartieron su experiencia de vida

01.05.2017 | 11:53
Embajadores de los XXI Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados visitan el Materno
Los embajadores, de morado, junto a responsables del centro y los pequeños ingresados

Emma Hilton y Francisco Sanz, dos de los 12 embajadores ´Fit for life´ (Apto para la Vida) de la Federación Internacional de Deportistas Trasplantados, visitaron ahce uos días a los menores ingresados en el Hospital Materno Infantil de Málaga. En la ludoteca pudieron compartir con los pacientes más pequeños, acompañados de sus padres, su experiencia de vida y su entusiasmo por el deporte que les ha llevado a lograr grandes retos deportivos. Finalizaron la visita en la Unidad de Oncohematología Infantil.

Los subdirectores médico y de enfermería del Materno Infantil, Hilario López y Raquel Molina, recibieron y acompañaron a los dos jóvenes deportistas que fueron acompañados por miembros del comité mundial y local de los XXI Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados. En concreto, por Chris Thomas, presidente de la Federación Internacional de Deportistas Trasplantados; Vicente Granados, consejero de la Federación Internacional y coordinador general de los XXI Juegos Málaga 2017; y José López, miembro del comité organizador de los XXI Juegos Málaga 2017, y presidente del Club Deportivo  Trasplante Andaluz.

Emma, de 26 años, recibió un corazón cuando tenía 14 años. Tras el trasplante le dijeron que el deporte, junto con la medicación, era uno de los mayores beneficios para la salud. Así, un año después del trasplante ganó su primera medalla de oro en atletismo en los Juegos Británicos de Trasplantados. Estos juegos le han proporcionado a lo largo del tiempo una plataforma para mostrar el éxito de la donación. En los últimos Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados, celebrados en Argentina, Emma ganó tres medallas de oro en los 100, 200 y 4x100 metros lisos. En palabras de Emma, "el programa de actividad física es clave y, a pesar de que los problemas pueden surgir después del trasplante, con la actitud y determinación correctas se pueden superar los obstáculos".

Por su parte, Francisco, de 28 años, se convirtió en el año 2015 en el atleta trasplantado más joven en completar un Ironman de larga distancia. Aunque el deporte siempre estuvo en su vida, después de someterse a un trasplante de riñón cuando tenía 20 años – tras tres años en diálisis -, se planteó el deporte de forma más seria.

Así, comenzó a entrenar para el Ironman Triathlon (combinación de natación, bicicleta y maratón) y en el año 2015 participó en el primer evento de Ironman que llegó a Madrid, su ciudad natal. "Considero que es mi deber y responsabilidad como receptor de un órgano, promover la donación y la actividad física en las personas trasplantadas. Lucho cada día para agradecer esta segunda oportunidad de vida. Mi lema es ´Si yo puedo, tú puedes´, comenta Sanz.

Los XXI Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados, impulsados por la Federación Internacional, se celebrarán en Málaga del 25 de junio al 2 de julio de este año y espera recibir a más de 2.000 participantes de cerca de 60 países. Aumentar la predisposición social hacia la donación y la promoción de la actividad física como parte de mejora de la calidad de vida de las personas trasplantadas, son algunos de los objetivos de la celebración de este acontecimiento social y deportivo que se celebrará al inicio del verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine