09 de mayo de 2017
09.05.2017
Alimentación

La alerta de intoxicación alimentaria por atún fresco no afecta a Málaga

Salud Pública está retirando los lotes, que han afectado a 21 personas en Granada y Cazorla

09.05.2017 | 05:00
El atún está siendo retirado.

El departamento de Salud Pública de la Consejería de Salud ha alertado de que entre el viernes y el sábado se identificaron a través del Sistema de Alerta de Salud Pública de la Junta de Andalucía un total de 21 casos de personas afectadas en las provincias de Granada y Jaén por una intoxicación alimentaria por histamina tras el consumo de atún comprado en estado fresco. Según confirmó el departamento, no se conoce ningún caso de personas afectadas por haber ingerido este producto en la provincia de Málaga.

Los afectados consumieron el pescado en Granada y en Cazorla (Jaén) tanto en domicilios particulares como en un restaurante. Según informó el Gobierno andaluz, todos los afectados por histaminosis, el nombre de la intoxicación alimentaria, cursaron episodios leves caracterizados por picor de garganta, rubor y sudor facial, náuseas y vómitos, cefaleas y eritema cutáneo. En ninguno de los casos fue necesario el ingreso hospitalario y todos evolucionaron favorablemente de la sintomatología.

La aparición de las histaminas está relacionada con una mala higiene en la manipulación de los alimentos y, sobre todo, por una mala conservación del pescado, habitualmente una elevada temperatura durante periodos de tiempo prolongado. Además, resiste los procesos térmicos como los propios del cocinado. La histamina es un compuesto presente de manera natural en el organismo, un vasodilatador que puede ser liberado en reacciones alérgicas. Asimismo, es un compuesto que puede generarse por la acción de los microorganismos que se encuentran sobre la carne de algunos alimentos, sobre todo en el pescado, al transformar las proteínas del producto alimenticio.

El atún en el que se ha detectado la histamina ha sido comercializado por la empresa almeriense GARCIDEN. El lote implicado es el 170419003251, y se comercializa como piezas completas de atún fresco envasado al vacío. Este lote fue vendido por la empresa entre los días 25 de abril y 5 de mayo, con una fecha de caducidad de 10 días a partir de la fecha de venta, por lo que en la actualidad puede seguir comercializándose. El producto está siendo retirado tanto por la propia empresa de manera voluntaria –mediante notificación a sus clientes– como por las autoridades sanitarias andaluzas y nacionales. Aunque en Málaga no se tiene constancia de casos de afectados, Salud Pública no descarta que se haya podido vender en la provincia, por lo que ruega que se comprueben los lotes antes de su consumo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine