10 de mayo de 2017
10.05.2017
Infraestructura

De la Torre sopesa ahora si mantener o no su oposición al tramo del metro al Civil

Tras la decisión de la Junta de declarar el proyecto de interés metropolitano, el alcalde acusa el golpe, rebaja su actitud beligerante y actúa con cautela - Quiere ver si la Junta acepta que el Ayuntamiento pague con obras su factura del metro

10.05.2017 | 12:06
Recreación del metro en la esquina de Blas de Lezo y la avenida de los Ángeles.

PSOE: «Que el alcalde y el PP dejen ya el cuento del metrobús»

  • El portavoz del PSOE en la Diputación y concejal en el Ayuntamiento de la capital, Francisco Conejo, exigió este miércoles al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, y al presidente provincial del PP Elías Bendodo, que no bloqueen la llegada del metro al Hospital Civil y que «dejen ya el cuento» del metrobús, la alternativa planteada por el Consistorio. Conejo añadió que «ya es hora de que De la Torre y el PP cumplan con lo firmado en 2013», asegurando que Bendodo «corre el riesgo de quedar como el candidato que paralizó el metro de Málaga». También acusó al portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Juan Cassá, de ser «cómplice» del bloqueo. El dirigente socialista explicó que la decisión de la Junta de declarar de interés metropolitano el proyecto de prolongación de la línea 2 del metro de Málaga desde el Guadalmedina hasta el Hospital Civil es un «paso decisivo» para desbloquear «la principal infraestructura y la principal inversión pública que hay ahora mismo en nuestra ciudad». «Málaga necesita que se construya el metro al Civil y apostar por modernizar la EMT», concluyó Conejo.

El acuerdo de la Junta de Andalucía para declarar de interés metropolitano el proyecto para el tramo del metro al Hospital Civil ha obligado al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a rebajar su actitud beligerante contra ese proyecto y dar paso a la cautela y la reserva. En el duro combate pugilístico que De la Torre mantiene contra la Junta por este asunto, el alcalde acaba de recibir un golpe duro, aunque esperado, y ahora se toma su tiempo para medir sus fuerzas y ver si son suficientes para seguir peleando o si el golpe le obliga a doblar la rodilla y perder el combate. Se verá.

La aprobación el martes de la declaración de interés metropolitano para los 1,8 kilómetros de trazado del metro hasta el Civil supone un espaldarazo jurídico para el proyecto. Ante esta situación, De la Torre ha girado su discurso, ha sacado a escena la cautela y ha introducido la posibilidad de reducir la factura municipal como elemento de negociación. Este parece ser uno de los grandes escollos para desbloquear el asunto.


Cautela y ambigüedad

El alcalde, lejos de su actitud beligerante de otras ocasiones y lejos también de las palabras del presidente del PP provincial, Elías Bendodo, acusando a la Junta de «agredir» a Málaga, señaló ayer que estudiarán la declaración de interés metropolitano del metro para conocer si en la misma se tiene en cuenta el informe que el Ayuntamiento aprobó. Un texto que hablaba de la adenda al convenio del metro de 2003, recogida en el protocolo de intenciones suscrito en 2013 y con la que se debían actualizar las obligaciones económicas de cada parte. En concreto, la adenda propone compensar con obras de movilidad la factura de 44 millones de euros pendientes de abonar por el Ayuntamiento.

La cautela y la falta de claridad guiaron sus primeras palabras. «Vamos a estudiar el acuerdo, tenemos mucho interés en ver si en el informe que la Junta de Gobierno aprobó en relación con este tema se ha tenido en cuenta en la declaración y que se incluyen en la adenda propuesta al protocolo firmado con la Junta en 2013».

«Hablábamos de los incumplimientos del protocolo, que marcaba que tenía que haber una adenda antes de que se pusiera en funcionamiento el metro, y de una planificación intermodal del transporte, con la EMT. Nada se ha hecho», añadió.


Viejos temas

De la Torre no quiere pronunciarse, mide sus fuerzas tras el golpe recibido y a la pregunta de si la declaración del martes de la Junta incluye las estipulaciones de la adenda, el Ayuntamiento estaría dispuesto a colaborar, responde que «vamos a verlo, no hablo de futuribles ni hipótesis, vamos a ver el contenido, pero defenderemos siempre el interés general de la ciudad, del transporte público y de los trabajadores de la EMT y del metro, para que puedan tener viajeros».

Por otro lado, también se refirió a los 40 millones que costaría hacer el metro en superficie al Civil, y dijo al respecto, que «lo que viene a la reflexión y memoria es por qué no se plantea la Junta lo que creo que tenía que haberse planteado claramente», prolongar la línea que llega «muy poquito» a la Alameda, como estaba previsto, y llegar hasta la zona de la plaza de toros, o, al menos, plaza de la Marina.

Sobre su propuesta de metrobús, la diluyó un tanto al señalar que se hizo «para muchos tramos» como a Campanillas o Puerto de la Torre y como ejemplo de cómo hacer una política de sumar, de hacer un planificación de intermodalidad entre el transporte bajo tierra y el transporte en superficie».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine