17 de mayo de 2017
17.05.2017
Renuncia de Antonio Banderas

La oposición en bloque culpa a De la Torre de que Banderas deje el proyecto del Astoria

El regidor habló con el actor para tratar de que diera marcha atrás y afirmó que seguirá con el concurso de adjudicación, abierto a otros candidatos que ya concurrieron en la fase de ideas, siguiendo las directrices de Seguí y el artista - El PP y Cassá responsabilizan al PSOE, Málaga para la Gente y Málaga Ahora, que a su vez señalan al alcalde

17.05.2017 | 05:00
Banderas y el alcalde mantuvieron un encuentro en abril para hablar del proyecto.

La decisión del actor Antonio Banderas y del arquitecto José Seguí de abandonar el proyecto que habían planteado para el solar que ocupa ahora el edificio de los antiguos cines Astoria y Victoria, que, por cierto, ganó el reciente concurso de ideas, se sintió ayer como un maremoto en Málaga. El artista se ha sentido dolido por las críticas y, en una dura carta, expresó su decepción con la ciudad. El regidor malagueño, Francisco de la Torre, fue el primero en hablar en el Jardín de la Concepción, que ayer visitó. La tranquilidad aparente del lugar no ocultó la desazón del regidor por la decisión del actor. Así, señaló que le había enviado un SMS para pedirle que recapacitara. De cualquier forma, el alcalde rechazó las críticas a su gestión del proceso, pero la oposición en pleno (PSOE, Málaga Ahora y Málaga para la Gente) responsabilizó al regidor del adiós del actor, ya que consideran que con sus palabras de hace unas semanas sobre el segundo concurso insinuó que se le hacía «un traje a medida».

Por la mañana, señaló que había enviado un SMS al artista para tratar de hablar con él y hacerle recapacitar, pero ya por la tarde anunció que mantuvo una charla telefónica con el mismo. «No sé si lo conseguiremos», precisó.

«La primera reacción es de sorpresa y dolor; sorpresa porque no tenía noticia de que pudiera estarse en esta situación de afectación del actor, al que tanto queremos, tanto valoramos su cariño por la ciudad, su esfuerzo, sus éxitos, y las posibilidades que para Málaga supone de promoción», dijo por la mañana, para añadir: «La siguiente reflexión es ver de qué manera se puede reconducir la situación». Para ello, propuso convocar el concurso para la concesión de la adjudicación de la ejecución de las infraestructuras previstas (usos culturales en su mayoría, comerciales y de restauración), pero hacerlo respetando los elementos del proyecto que ganó el reciente concurso de ideas, patrocinado por el arquitecto José Seguí y el propio actor, entre otros inversores.

En relación a la carta, dijo: «Lo que más me preocupa y al tiempo me duele es el dolor inmenso que tiene que haber ahí para escribir lo que ha escrito». Su objetivo como regidor es no perder a Banderas como activo para el proyecto ni para la ciudad. «Hay cosas que le han dolido mucho, que han entrado en lo personal, poniendo en duda su honorabilidad», aclaró.

De la Torre rechazó las críticas sobre su gestión tras conocer que Banderas y Seguí habían ganado el concurso de ideas y recordó que él siempre defendió que el concurso de concesión se hiciera con transparencia, concurrencia y juego limpio. Eso sí, las bases de la nueva convocatoria «deberán recoger ideas muy parecidas a las que han llamado la atención del jurado para darlo como ganador. Dijimos: como persona no puede decirse tal persona, porque sería como hecho a la medida; pero equivalente, un líder cultural», apuntó, para reconocer que el «concurso mejora si hay gente como él concursando por ganar. Habrá más, puede haberlos», aseveró. Es más, destacó que el nuevo trámite está abierto a los más de 70 empresarios que participaron en el anterior.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, fue especialmente duro con la postura de la oposición municipal, que el lunes pidió la repetición del concurso de ideas en la Comisión de Urbanismo. «Lo que no puede ser es que por partidos irresponsables de la izquierda se vayan los inversores. Cuando hay interés de un inversor que viene de fuera nos vemos con el inmovilismo de los partidos de izquierda», aclaró, para expresar después su apoyo a Banderas y vaticinar que lo mismo ocurrirá con el hotel del puerto. Preguntado sobre por qué votó con la oposición para repetir el concurso de ideas, destacó que ellos hubieran hecho un concurso directo, que se trata sólo de una discrepancia, «pero jamás vamos a dañar la imagen de Málaga». Por cierto, De la Torre aseguró que Ciudadanos siempre ha apoyado el proyecto y el resultado del concurso de ideas. Elías Bendodo, presidente de la Diputación, se mostró triste por la decisión de Banderas y le pidió que reconsiderase su postura. Y cargó contra la oposición municipal: «No está a la altura de la ciudad».

Oposición municipal

La portavoz del grupo municipal del PSOE, María del Carmen Moreno, culpó a De la Torre por «el mal concurso y la peor gestión». «Lamentamos la falta de liderazgo de De la Torre para articular consensos políticos y públicos en la ciudad espante las inversiones: es un alcalde amortizado». Destacó Moreno: «Flaco favor estaba haciendo el señor De la Torre con sus declaraciones al proyecto ganador del concurso de ideas, cuando insinuó un traje a medida en el siguiente trámite del proyecto del Astoria». La abstención de su grupo, aclaró, fue una postura para desbloquear el tema. Eduardo Zorrilla, portavoz de Málaga para la Gente, aseguró que su grupo ha tratado con el máximo respeto al actor malagueño, pero, indicó, «con todo el respeto a sus promotores, no creemos que sea beneficioso para los malagueños regalarle el mejor suelo de la ciudad». Zorrilla rechazó que hubiese insultado al artista. La portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, respetó la decisión del actor, pero culpó al alcalde por su gestión.

Una petición en change.org reclama desde ayer que se haga el proyecto de Banderas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine