22 de mayo de 2017
22.05.2017
Tecnología

Los equipos informáticos de la provincia sufren más de 1.700 ciberataques al día

La mayoría de los incidentes registrados por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) se concentran en la capital

22.05.2017 | 00:00
La provincia ha visto reducido el número de ciberataques en el último año.

Claves

  • Una ventana al mundo
    El uso de internet supone asumir una serie de riesgos inherentes al propio sistema. Estamos expuestos, la mayoría de veces sin saberlo, a la acción de los denominados hackers cada vez que abrimos una ventana y hacemos click. La cibercriminalidad ha aumentado al mismo ritmo que el comercio electrónico gana adeptos o los usuarios se han acostumbrado a hacer operaciones bancarias de forma telemática.
  • La capital y la Costa
    Los ordenadores de la capital son las víctimas preferidas de los hackers. Es obvio que las ciudades más pobladas, y por tanto, donde más equipos existen, concentren estos ataques cibernéticos.  Más del 60% de estos episodios tienen lugar en la capital. Le sigue Marbella (12%), Mijas, Torremolinos y Fuengirola. También algunos municipios del Guadalhorce.

La piratería aumenta con el auge del comercio electrónico y la telebanca, aunque los casos en Málaga se han reducido en un año

­El virus informático que se coló hace algo más de una semana en los ordenadores de medio mundo es una muestra, a muy gran escala, de los ciberataques que golpean a cualquier sistema informático prácticamente a diario. En este caso, ransomware afectó, entre otros, a los equipos de la sede de Telefónica en Madrid, al sistema de salud británico o el ministerio del Interior ruso. Este virus provocó un secuestro exprés de datos y a cambio de su liberación los piratas pedían un rescate. El ransomware podría haber registrado más de 45.000 ataques en 74 países, aunque ninguna infraestructura crítica resultó afectada. La provincia de Málaga no se libra tampoco de estos ataques informáticos y sufre cada día una media de 1.700.

Internet forma parte ya de la vida cotidiana de las personas. Pero su uso supone asumir una serie de riesgos inherentes al propio sistema. Estamos expuestos, la mayoría de veces sin saberlo, a la acción de los denominados hackers informáticos cada vez que abrimos una ventana y hacemos click. La cibercriminalidad ha aumentado al mismo ritmo que el comercio electrónico gana adeptos o los usuarios se han acostumbrado a hacer operaciones bancarias de forma telemática. Los piratas aprovechan así para acceder a cuentas corrientes, a información sensible, a imágenes privadas, a la intimidad de los internautas.

La provincia de Málaga, según los datos que maneja el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), sufre una media de 1.700 ciberataques diarios, lo que la convierte en la segunda provincia de Andalucía con más problemas de incidentes de ciberseguridad, sólo superada por Sevilla.

Son datos algo menores que el año pasado (una media de 200 episodios menos) que de alguna manera ponen de relevancia también los esfuerzos existentes por no dar facilidades, habilitar cortafuegos e imponer muros contra los ciberdelincuentes. De este modo, y según la información facilitada por Incibe, Málaga suma el 20,24% de media de estos ataques (Sevilla se anota casi el 25%).

El Incibe también analiza los datos de cibercriminalidad por municipios. Los ordenadores de la capital son las víctimas preferidas de los hackers. Es obvio que las ciudades más pobladas, y por tanto, donde más equipos informáticos existen, concentren estos ataques cibernéticos. Más del 60% se registran en Málaga en este año 2017. Marbella se sitúa en segundo lugar, aunque a una gran distancia de la capital, con un 12% de estos ataques. A ambas le siguen Mijas, Torremolinos, Fuengirola y Alhaurín de la Torre. La cibercriminalidad también se detecta en puntos concretos de varios municipios costeros, como Arroyo de la Miel, en Benalmádena.

Incidentes más destacados

Los incidentes más detectados en la provincia de Málaga están relacionados con equipos zombies o programas vinculados a botnets (robots que se ejecutan de forma automática y que pueden infectar un equipo informático de manera remota).

Los más comunes en Málaga son conficker (el más utilizado a nivel mundial) y nivdort, que suele afectar a Windows y puede hacerse con todo tipo de información y claves de los ordenadores infectados. El Incibe, de hecho, tiene el servicio Antibotnet, una base de datos de IPs que han sido comprometidas. El instituto recomienda además a los usuarios que cuenten con todas las herramientas a su alcance que puedan evitar ataques cibernéticos a sus equipos, unos ataques que pueden llegar a los móviles, a los ordenadores, a las tablets y a todos los equipos que estén conectados a internet.

En España, la comunidad más afectada por ciberataques es Cataluña, con un 18,81%. Seguida de Madrid, con un 18%; Andalucía se sitúa en tercera posición, según los datos del Incibe, con un 17,87% de los incidentes registrados. Por contra, las regiones menos afectadas por ataques en la Red son La Rioja, Navarra y Cantabria.

En la página web del Incibe hay información sobre herramientas para atajar estos problemas, consejos para los usuarios... Más concretamente, el Servicio AntiBotnet es el lugar ideal para intentar resolver la mayoría de los incidentes de ciberseguridad que se están detectando actualmente en la provincia y que están relacionados con dispositivos zombies o bots.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine