06 de junio de 2017
06.06.2017
Gastronomía

Defensores de la ensaladilla rusa y el gazpachuelo, de Facebook al restaurante

El Observatorio Malagueño de la Ensaladilla Rusa y Gazpachuelo (OMERG), que comenzó como un pequeño grupo cerrado de Facebook, empieza a realizar quedadas y nombra al restaurante L'expérience como sede oficial

06.06.2017 | 13:31
Defensores de la ensaladilla rusa y el gazpachuelo, de Facebook al restaurante
Defensores de la ensaladilla rusa y el gazpachuelo, de Facebook al restaurante

¿Ensaladilla rusa o gazpachuelo? Difícil decisión entre dos clásicos de los restaurantes malagueños y que, en todo caso, varía según dónde se pida. Para buscar la mejor, compartir experiencia y, sobre todo, pasárselo bien, se creó hace un año el Observatorio Malagueño de la Ensalada Rusa y Gazpachuelo (OMERG) como una página en Facebook. Las fotos, comentarios y 'likes' fueron cogiendo peso, gente que se fue integrando y cada vez hicieron más 'ruido virtual'. Sin embargo, a finales de abril hicieron una quedada especial, de las muchas que organizan, en el restaurante L'experiénce y hoy tuvieron un encuentro muy especial con 80 participantes y en el que entregaron al establecimiento el nombramiento como sede oficial del grupo. De los 'likes' en Facebook se ha pasado a compartir mesa y mantel. Y crecer a más de 6.300 miembros.

Andrés Torres, impulsor del grupo y que firma en las redes como Andrés Lasa, comenta en la descripción del grupo "creado con el fin de conocer las mejores ensaladillas rusas y gazpachuelos de los establecimientos hosteleros de Málaga". Él justifica que se han centrado en estos dos platos en que, en el caso de la ensaladilla rusa, que se encuentra en cualquier sitio y, en muchos casos, de mala calidad. En el caso del gazpachuelo, resalta que "alcanza variantes de alta cocina en algunos sitios. Es la sopa más típica de Málaga. Sus variantes, especialmente la sopa Viña AB son mitos de la gastronomía boquerona", lo que la convierte en uno de los platos más populares, como ocurre con la ensaladilla rusa.

Andrés reconoce que el éxito del grupo le sorprendió hasta a él: "Se me ocurrió hace un año a la hora de comer y al despertarme de la siesta tenía 800 miembros". A partir de ahí ha ido creciendo hasta alcanzar los 5.000 miembros en un año. "A Paco Muñoz, en la última quedada, se le ocurrió que todos podríamos invitar a unos cuantos para llegar a los 10.000 integrantes por el primer aniversario. Empezó a salir en los medios y en 24 horas hemos recibido 1.000 peticiones", apunta Andrés Torres.

La incorporación de nuevos miembros no ha cambiado el sentido del grupo, que se sigue centrando en la ensaladilla rusa y el gazpachuelo, dos comidas que Andrés Torres apunta que es "comida de pobres y a todos nos gusta porque alguna vez hemos sido pobres". "Hay quien dice que la ensaladilla rusa es un gazpachuelo deshidratado o el gazpachuelo una ensladilla rusa aguada", argumenta Andrés Torres, quien resalta que, en todo caso, "la patata y la mahonesa son los ingredientes esenciales de ambos platos".

De cara al futuro, el OMERG se ha planteado dar un paso adelante y organizar para otoño una quedada solidaria en la plaza del Obispo, con idea de ayudar a alguna de las entidades malagueñas que se preocupa por los demás. Porque esta es quizá otra característica de este peculiar observatorio, además de fomentar la amistad, crear relaciones sociales y pasar un buen rato, también se quiere fomentar la solidaridad. "El OMERG no tiene muchas reglas, pero una es que sólo se pueden compartir fotos de ensaladillas rusas, gazpachuelos, cerveza o la bebida que los acompañe y convocatoria de cualquier evento solidario", insiste Andrés Torres.

L'experience, sede oficial del OMERG

Paco Muñoz, propietario de L'experience y miembro de este observatorio, agradeció ayer la quedada tan especial de este grupo, ya que se le entregó una placa como nombramiento del restaurante como sede oficial de este grupo. Paco recuerda que la primera quedada de este grupo, de unas 40 personas, fue en su restaurante. Desde entonces se ha quedado como un establecimiento fetiche para los integrantes del grupo, aunque suelen rotar en las quedadas por muchos establecimientos para ir catando las ensaladillas.

No obstante la relación con L'experience va más allá. Este restaurante no incluía la ensaladilla rusa entre los platos de su carta. Así que organizó una cata con distintos tipos que se habían preparado para elegir la mejor, que ahora luce orgullosa entre la oferta que se da a los clientes. "En la cata participaron incluso Jesulín de Ubrique y María José Campanario, que son amigos nuestros y vinieron expresamente a esto", recuerda Andrés Torres.

Decálogo de la ensaladilla rusa

Como ideario de este grupo del OMERG, el propio Andrés Torres ha elaborado un decálogo de la cata de la ensaladilla rusa, donde realiza una serie de recomendaciones y comentarios para distinguir la excelencia en este plato.

  • 1. El entorno: higiene y decoración del lugar. Ambiente.
  • 2. El servicio. Profesionalidad y simpatía de los camareros.
  • 3. La presentación: Aunque hay gustos para todo, desde el que le gusta en conchita sin más al que le encanta enmoldada. De una u otra forma puede estar bien o mal presentada. Fría, no helada.
  • 4. La calidad de los ingredientes, sobre todo las 'papas' y la 'bayoneza', que son imprescindibles. Que sea naturales, a ser posibles del lugar, nada congelado.
  • 5. Las 'papas': Que tengan la textura adecuada , ni muy duras ni muy puré blandengue.
  • 6. La 'bayoneza': Suave, equilibrada, con su color, a mi juicio no debe saber demasiado a aceite de oliva, pues enmascara el resto de los sabores. Por supuesto casera y de huevo (aunque sea pasteurizado) . Hecha con limón se prefiere a la hecha con vinagre, aunque no es generalizado.
  • 7. Otros ingredientes: Aquí va a gusto del consumidor, pero el atún, la zanahoria, los guisantes, las aceitunas y los pimientos morrones son clásicos. Las gambas son bien toleradas. El huevo duro picado por encima es muy común. No están bien vistos estos ingredientes encurtidos o de lata (salvo las aceitunas y el atún). El atún puede ser sustituido por bonito o melva con éxito.  El surimi, el maiz o la lechuga no son bien vistos, pero sí un poco de cebollita picada casi inapreciable. Algunos usan merluza desmigada con o en lugar del atún con buen resultado. Hay quien sustituye las aceitunas por alcaparras. Experimentos con jamón, boquerones al natural o remolacha me resultan extremos. En todo caso ningún ingrediente debe sobresalir por encima de las patatas o la mayonesa.
  • 8. El maridaje: aquí manda la cerveza. Aunque hay quien la toma con café con leche. Sin embargo muy pocos con vino. Casi nadie con Coca Cola, que a mí me encanta. Y no digamos con moscatel con gaseosa...
  • 9. El pan: Es fundamental que sean picos o regañá, aunque un buen pan cateto no le va nada mal. Un pan chicloso puede estropear la degustación.
  • 10. La cuenta: dada la modestia de los ingredientes, no debe ser una tapa cara.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp