16 de junio de 2017
16.06.2017
Accesibilidad

Cinco playas de la capital con la certificación ´Q´ de calidad turística y accesibilidad

Málaga cuenta con cuatro quitanatas y Limasa refuerza el servicio para limpiar y baldear los paseos marítimos hasta el 30 de septiembre

16.06.2017 | 05:00
Socorristas trabajan en el litoral malagueño.

La Misericordia, El Dedo, El Palo, Pedregalejo y La Caleta comienzan la temporada incluidas en un Sistema de Gestión Integrado de Calidad (SGI) con la certificación en la «Q» de Calidad Turística y la de Accesibilidad Universal. Tal y como explicó la concejala de Playas, Teresa Porras, «hablamos de una herramienta que permite garantizar una correcta gestión de las playas y establecer un sistema de mejora continua anual, siempre teniendo como principales objetivos atender las necesidades de los ciudadanos para su uso y disfrute, así como un correcto mantenimiento y cuidado de los elementos que hay en las playas».

Para la reposición, cobertura y puesta a punto de todos estos servicios, el Ayuntamiento invirtió, a través del Área de Playas, más de 400.000 euros. A la presentación de la temporada asistió, además de Porras, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez.

Los servicios de playa funcional al completo desde ayer. En Málaga, hay 15 playas con 13,5 kilómetros de extensión a lo largo de un litoral de 17,5. En esa extensión, se sitúan 136 duchas de las cuales ocho son para personas con movilidad reducida. En total, se aumenta en 12 el número de duchas en relación con el año pasado. También es superior el número de lavapiés, que pasa a ser de 45 frente a 30. En total, hay más de 300 puntos de agua a disposición de los bañistas. En este espacio, también se distribuyen los 3.416 metros lineales de pasarela de hormigón, 28 aseos, siete módulos sanitarios y siete para personas con movilidad reducida.

Además, desde este año la playa del Campo de Golf/San Julián cuenta con un itinerario peatonal de madera que cubre un recorrido de 1.480,8 metros lineales paralelos a la línea marítima al comienzo de la zona de arena de esta playa y cubre gran parte de su extensión de 2.250 metros. Esta pasarela de pino silvestre, que tiene una anchura de 1,8 metros, sirve para mejorar el acceso de los usuarios a esta zona.

Málaga tiene cinco playas, además, con el certificado de Accesibilidad Universal gracias a la adquisición de un nuevo dispositivo para grandes dependientes.

Por otro lado, Limasa ha asignado al dispositivo específico de playas diferente maquinaria adaptada: dos limpiaplayas autopropulsadas, con capacidad para cribar la arena y maniobrar en espacios pequeños; seis tractores, cinco recolectoras para el vaciado de papeleras, dos recolectoras nodriza y 27 peones de limpieza manual.

Asimismo, aumenta la frecuencia de recogida de papeleras y los paseos marítimos serán baldeados con alta presión, así como el fregado mecánico de estas zonas. Otros 19 operarios de Limasa se encargarán de reparar en 24 horas los elementos deteriorados.

En cuanto al servicio de salvamento, este está compuesto por cuarenta personas: dos coordinadores, cuatro patrones, cinco ATS, dos conductores y 27 socorristas, además de medios terrestres y marítimos (cinco puestos de asistencia sanitaria, 23 torretas de salvamento, dos embarcaciones, dos motos de agua y 23 mástiles).

Cuatro embarcaciones recogerán residuos sólidos flotantes y natas durante ocho horas al día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine