24 de junio de 2017
24.06.2017
Política

La coctelera del socialismo malagueño

La batalla por el liderazgo en el partido se libra en secreto - Ruiz Espejo se perfila como el candidato oficialista y Soraya García suma importantes apoyos

24.06.2017 | 22:21
De izquierda a derecha: Francisco Conejo, María Gámez, Susana Díaz, Miguel Ángel Heredia, Juan Cornejo, Pilar Serrano y Cristóbal Fernández durante un mitin en Málaga.

Está por ver cómo acaban de encajar las múltiples incógnitas que flotan sobre el laberinto del PSOE de Málaga. Con la marcha asumida de Heredia, se está a las puertas de una batalla política por mantener la hegemonía. El congreso regional del 30 de julio ejerce como punto de inflexión y todos temen mover ficha

Al final, vuelven a caminar de la mano. Pedro Sánchez, la secretaría general del PSOE y el sueño de La Moncloa. Por delante, unos 8.000 militantes que abarrotan el pabellón de Ifema teñido de rojo. En el retrovisor, el 21 de mayo que lo ha cambiado todo. No deja de tener su carga simbólica que apenas cuatro meses antes, Susana Díaz protagonizara su cabalgada multitudinaria en el mismo escenario. El guión, tal y como ella lo había escrito, se ha retorcido tanto que da la impresión que de marzo hasta ahora ha pasado una eternidad. A nadie se le escapa que su derrota ha tenido y tendrá consecuencias directas a todos los niveles. La principal lección que ha extraído Díaz, aseguran fuentes cercanas a ella, es que necesita cambios capaces de transformar la dolorosa derrota en un futuro éxito. Eso explica que haya vuelto a Andalucía con una reconfiguración de su Gobierno que amenaza con ser el preludio de una transformación que está por llegar, y que podría desfigurar el mapa de poder en Málaga, donde el PSOE se encuentra en una clara fase de transición y un liderazgo que ya no cumple con lo que lleva asociada esta palabra cuando se utiliza en política. Con el ruido todavía de fondo del congreso federal, hablar del PSOE de Málaga es hacerlo de un partido que se encuentra en un estado de tensión generalizada, con múltiples incógnitas que flotan sobre una pecera llena de protagonistas sumergidos y sin asomar la cabeza. Temerosos de enunciar movimientos que pudieran afectar a la batalla por la secretaría general del partido. Entre las pocas certezas que se manejan a día de hoy, está la de Miguel Ángel Heredia. De su boca todavía no ha salido nada, pero tendrá que empaquetar sus pertenencias y abandonar el despacho que lleva ocupando en Fernán Núñez desde que sucedió a Marisa Bustinduy en 2008. Aseguran las fuentes consultadas que ni una victoria de Díaz le hubiera salvado el cuello. Demasiado gruesas fueron sus palabras contra Margarita Robles como para recuperarse. Eso, sin contar con el grave perjuicio que supuso su desliz verbal para la propia candidatura de Díaz, que aún no habría digerido del todo aquella decepción.

En este nuevo punto de partida, se pueden fijar distintas realidades que conviven dentro del partido. Por un lado están los que se mantienen fiel a Heredia. Al menos, de momento. Entre ellos está Francisco Conejo. O el flamante gerente de Turismo Andaluz, Cristóbal Fernández. En su primera comparecencia en el cargo, no se olvidó de sus mentores: «No quiero finalizar sin tener una mención especial a dos amigos y compañeros con los que llevo años trabajando, me refiero a Miguel Ángel Heredia y Paco Conejo. Honrado de formar parte de vuestros equipos. Seguimos en la lucha». Ese seguimos en la lucha habla por sí solo.

Por otro lado, todos aquellos que abanderaron abiertamente la causa de Sánchez en la provincia. Jorge Gallardo y Javier García León como pilares orgánicos e Ignacio López ejerciendo de portavoz del movimiento. En medio del antagonismo, se han afianzado en las últimas semanas nombres muy cercanos a Susana Díaz. Entre ellos, se pueden incluir a Javier Carnero o Pilar Serrano. Mantenidos por Heredia en un discreto segundo plano durante algún tiempo, ambos han vuelto ahora a la primerísima línea con un fuerte caudal de autoridad. No es posible acceder a consejero y viceconsejera de Empleo sin el beneplácito de Díaz.

Quedan los alcaldes socialistas al frente de las principales capitales de la Costa. Por primera vez han probado lo bien que sabe estar en el poder. Algunos todavía se acuerdan cuando reclamaban más apoyo y hasta la cartelería se la tenían que pagar de sus bolsillos.

La clave del congreso regional

La coctelera está hasta arriba y el único tapón que impide el desborde es el congreso regional del próximo 30 de julio. La declaración de intenciones que ha transmitido Díaz ha retumbado hasta los últimos rincones de la provincia. No quiere ruido ni ningún movimiento que pueda erosionar la imagen de unidad en torno a su persona. Eso es lo que le habría llevado también a dar por bueno a José Luis Ruiz Espejo. Es el candidato pensado por el tándem Heredia-Conejo. A día de hoy, es quien contaría con el respaldo de la plana mayor orgánica. Incluido el de los alcaldes de la Costa, sobre todo, tras constatar que la jugada de Antonio Moreno Ferrer no iba para ningún lado. La sensación que hay ahora mismo en la dirección provincial es que no hay nadie que le pueda doblar el brazo a un candidato que cuente con el aval de Díaz. Si después del 30 de julio, ese candidato sigue siendo Ruiz Espejo, algunos habrán vuelto a demostrar de nuevo una gran habilidad para seguir al mando.

Cuando nadie está dispuesto a mostrar sus cartas, resultará clave constatar si Conejo logra mantener su posición como número tres en el PSOE a nivel andaluz. «Su obsesión es gobernar la Diputación en 2019», aseguran las fuentes consultadas. Independientemente de si sigue como hombre fuerte de Díaz o no, para ello simplemente necesitaría ir en una lista de concejal. Algo que tendría asegurado con Ruiz Espejo. En el reciente carrusel de nombramientos ha logrado posicionar a Fernández como delegado de Turismo Andaluz, pero ha visto como han ascendido Carnero y Serrano. La balanza amenaza con seguir inclinándose y para este martes se esperan nuevos nombramientos.

En el sector de los críticos consideran que Ruiz Espejo sólo serviría para consolidar la tendencia de la última década de Heredia. «El cambio en la provincia solo puede venir de alguien que sume», defiende García Léon. Bajo esa premisa, tampoco las tiene todas consigo el único miembro del PSOE de Málaga que hay ahora mismo en la ejecutiva federal. A López no le faltan ganas de dar el paso porque se ve con posibilidades. El fin de semana en Madrid le ha elevado la autoestima pero una candidatura suya sin el apoyo expreso de García Léon o Gallardo, las patas orgánicas del sanchismo en Málaga nacería muerta desde el minuto uno. De momento, ese apoyo orgánico lo tiene Soraya García, que se está posicionando cómo la alternativa a la candidatura oficial. La alcaldesa de Benaoján podría sumar más respaldos en los próximos días entre el susanismo y cuadros que apoyaron a Patxi López.

Alcaldía de Málaga

Es la gran duda que queda pendiente. Según fuentes de la actual dirección, la margarita del candidato no se deshojará hasta el otoño de 2018. El viceportavoz del grupo municipal socialista, Daniel Pérez, ya no esconde que quiere serlo, pese a que no ha recibido el aliento de sus jefes de partido. Hasta se ha dejado barba para darle más empaque a su imagen. «Una alcaldía como Málaga no se gana con sólo seis meses de antelación», advierte Gallardo y pide que se aceleren los pasos. Su respaldo a Pérez, asegura, ya se lo transmitió en persona durante el congreso federal en Madrid. No es el único apoyo. A la causa hay que sumar también a Alicia Murillo, Marta Rueda y Susana Radío, que hacen piña con Soraya García .

Algunos de los actores implicados

Protagonistas en la batalla por el poder en el PSOE de Málaga

Miguel Ángel Heredia

Secretario General del PSOE de Málaga desde 2008. Incluso los más cercanos a él lo dan por amortizado. Cuenta con la ventaja de poder representar al oficialismo en el congreso regional como única voz del PSOE de Málaga


José Luis Ruiz Espejo

Valorado por todo el mundo, sería el elegido por la actual dirección y contaría, en principio, con el aval de Susana Díaz.

Soraya García

La alcaldesa de Benaoján se perfila como la alternativa sanchista para el congreso provincial. En la foto, que ella misma colgó en su muro de Facebook, posa con  varios delegados malagueños en el pasado congreso federal celebrado en Madrid.


Javier García León

Secretario general del PSOE en Fuengirola. Bien relacionado con el pedrismo y parte del susanismo. Apuesta por una cara nueva que pueda sumar a ambos bandos.


Daniel Pérez

El viceportavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Málaga no esconde sus ganas de ser el candidato a la alcaldía de Málaga, pese a que aún quedan casi dos años para unos nuevos comicios municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine