26 de junio de 2017
26.06.2017

Málaga da la bienvenida a los juegos de trasplantados

Más de 2.200 atletas de 52 países celebran su segunda oportunidad disputando a partir de hoy la XXI edición de esta competición con 17 disciplinas deportivas

26.06.2017 | 11:36
Málaga da la bienvenida a los juegos de trasplantados

La cifra

  • 20.000 atletas de 52 países y diversas disciplinas
    Gran Bretaña e Irlanda del Norte presentaron las delegaciones más nutridas. También es amplia la de Estados Unidos. Las competiciones se desarrollarán en diversos puntos de la ciudad.

La ciudad se convierte en un escaparate de cara al mundo con su oferta turística y cultural

El cuerpo humano bien podría parecerse a una maquinaria perfecta, bien engrasada y de preciso funcionamiento. Pero muchas veces no es así. La vida sigue siendo finita. El ser humano nace, crece, se reproduce y muere. En ocasiones, algunas piezas de este reloj fallan y hay que recurrir a la generosidad de los donantes. Ellos regalan vida. Una segunda oportunidad para miles y miles de trasplantados en todo el mundo, 120.000 cada año. Sin embargo, los órganos donados solo cubren el 10% de las necesidades. Los juegos mundiales de trasplantados nacen, precisamente, para concienciar, a través del deporte, de la importancia de donar. Málaga pudo disfrutar ayer de una ceremonia inaugural al estilo de las que se ven cada cuatro años por la televisión. La XXI edición de estos juegos contó anoche en la plaza de toros de La Malagueta, con un escenario que supo reconocer el esfuerzo de los trasplantados y la solidaridad de los donantes y sus familiares.

Más de 2.200 atletas competirán en las 17 disciplinas deportivas. Ellos saben mejor que nadie lo que es estar en manos de terceras personas, anónimas, y saben agradecer también dar las gracias a la vida, ya que estuvieron a punto de perderla. Cuidarse, a través del deporte, es para ellos una responsabilidad consigo mismos, pero también una responsabilidad social.

La ceremonia comenzó poco después de las 18.30 horas. Conducida por la periodista Princesa Sánchez, contó con el desfile de las 52 delegaciones, que fueron presentadas una a una. Las más numerosas, con diferencia, fueron las de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y también la de Estados Unidos. Por el contrario, las de Argelia, India, Islandia, Marruecos o Puerto Rico solo contaron con un único representante: el abanderado. España, como anfitriona, cerró el desfile. Fue la representación más aplaudida en la plaza.

Y ante todos ellos, Málaga se presenta como un escaparate donde poder repetir estancia en el futuro, haciendo gala de su oferta turística y cultural. Los atletas son, en muchos casos, potenciales turistas con un nivel adquisitivo medio alto (ellos mismos costean su inscripción para poder participar en los juegos). La mayoría trasplantados de riñón o de páncreas. Y al fin y al cabo, como se encargó de recalcar Chris Thomas, presidente de la Asociación de Juegos Mundiales de Trasplantados (WTGF), durante su discurso, «no hemos venido a por una medalla, sino a pasarlo bien, a vivir el momento, la experiencia con los demás, a celebrar la vida» Y para esto, Málaga parece un lugar con difícil competencia.

La importancia de estos juegos, además, no radica únicamente en su capacidad de convertirse en un espacio deportivo para la integración, sino también por ser un evento que busca crear conciencia acerca de la donación de órganos.

Tras el desfile de los equipos, que se desarrolló de manera parsiomoniosa (ésta es la segunda edición con más inscritos, en la que España bate, además, el récord de participación con 101 representantes), tuvo lugar un homenaje a Pablo Ráez, también un espectáculo de danza, con un caballo incluido, que fue muy celebrado en los tendidos, luego un reconocimiento a las distintas asociaciones que forman parte de la organización de estos juegos y posteriormente llegaron los discursos institucionales.

Entre los reconocidos, la asocicación nacional de trasplantados de riñón, también la federación española de trasplantados de corazón, o de la trasplantados hepáticos, o la federación española de fibrosis quística.

«Hemos venido a Málaga a la fiesta de la vida», comenzó su intervención en inglés Chris Thomas, el presidente de la WTGF. «Es muy importante dar una segunda oportunidad a los demás a través de los trasplantes», destacó. La directora de la organización nacional de trasplantes, Beatriz Domíguez, expresó su agradecimiento, «entre todos han hecho un extraordinario trabajo», dijo. Quiso felicitar a los pacientes transplantados y los donantes que han venido a competir «por su esfuerzo y capacidad de superarción». «La donación de órganos es un regalo de vida».

En los discursos se destacó el papel como referente de la sanida española y de su sistema de trasplantes. «Muchos países solicitan el asesoramiento de la organización nacional de trasplantes», añadió Domínguez.

También intervinieron Marisol Casado, representante del comité olímpico internacional, Ana Carmen Mata, vicepresidenta de la Diputación, que señaló que «la actividad física y el deporte siempre ha sido una de las líenas estratégicas que la Diputación de Málaga fomenta e impulsa y trabajadomos para que el deporte sea accesible a todos los malagueños». También ofreció un discurso la nueva consejera de Salud y Deporte de la Junta, Marina Álvarez, «vuestro esfeurzo se va a transformar en los próxmos días en la mayor fiesta de trasplantes del mudno» y por último el alcalde, Francisco de la Torre. «Málaga esta preparada y esperándoos», señaló el regidor, que presentó las bonanzas de la ciudad en inglés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine