28 de junio de 2017
28.06.2017
Bancos

La ampliación de capital de Unicaja para su salida a Bolsa captará 688 millones de euros

El banco fija un precio final de 1,10 euros por acción para la emisión de 625 millones de nuevas acciones, el rango más bajo que se había previsto - La valoración de la entidad en el mercado se situará inicialmente en 1.703 millones de euros

30.06.2017 | 05:30
La sede central de Unicaja Banco en Málaga.

Unicaja Banco lo tiene ya todo definitivamente listo para debutar en la Bolsa este viernes 30 de junio. La entidad cerró ayer la fase de prospección de la demanda, en la que durante las dos últimas semanas se ha mantenido en contacto con los inversores interesados, y tras analizar todas las ofertas recibidas decidió establecer un precio de venta de 1,10 euros por acción para la emisión de 625 millones de nuevas acciones con la que materializará su salto al parqué. Unicaja Banco ha logrado una gran respuesta a su oferta de suscripción de nuevas acciones (que supondrán un 40,4% de su capital), dirigida a inversores institucionales. De hecho, en los primeros días ya se registraron órdenes de compra que cubrían al 100% la emisión pero aún así la entidad ha decidido, en consulta con sus bancos asesores Morgan Stanley y UBS Limited, fijar el precio finalmente en la parte más baja de la horquilla que la propia entidad había anunciado, y que se movía entre los 1,10 y los 1,40 euros por acción.

Fuentes del sector comentaron ayer que en la decisión de Unicaja de optar por el precio más bajo ha pesado «el deseo de la entidad de buscar inversores conocidos y de calidad» frente a otros de comportamiento más impredecible.

En cualquier caso, la entidad logrará embolsarse con la colocación de estas nuevas acciones un total de 688 millones de euros brutos (aunque habrá que restar en torno a un 3% una vez deducidas las comisiones de aseguramiento y otros gastos) y se estrenará en Bolsa con una capitalización (el valor de mercado que se otorga a una compañía a partir de su nivel de cotización) de 1.703 millones, según explicó Unicaja Banco en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este volumen permite de entrada a Unicaja situarse a las puertas de las 50 primeras compañías cotizadas en la Bolsa española (exactamente en el puesto 51) .

En todos estos cálculos no se recoge la opción también prevista por el sindicato de bancos colocadores que asesoran a Unicaja en la operación de emitir otros 62,5 millones de acciones adicionales una vez efectuada la salida a Bolsa para cubrir una posible sobresuscripción en la oferta (green shoe). En ese caso, y al precio citado de 1,10 euros la acción, se recabarían otros 68,7 millones de euros en la operación y la capitalización bursátil subiría a 1.771 millones .

Unicaja ya comentó hace un par de semanas que la previsión es alcanzar un free float (es decir el capital flotante de la entidad que está en el mercado) del 48,3% de su accionariado, sin considerar el potencial ejercicio del green shoe. El 51,7% restante corresponderá al principal accionista del banco, la Fundación Bancaria Unicaja, que con la salida a Bolsa verá diluido su peso desde el actual 86,7%. No obstante, si se ejecuta la opción del green shoe el peso de la Fundación bajaría al 49,7%, permaneciendo como accionista principal pero ya sin el control de la entidad.

El capital social de Unicaja, una vez concluida la operación, quedará compuesto por un total de 1.547 millones de acciones.

En círculos del mercado se recuerda que el valor contable en libros actual de Unicaja Banco ronda los 3.100 millones de euros que con la ampliación de capital se iría a unos 3.800 millones. Con el precio final que se ha fijado para la emisión de nuevas acciones, la entidad pasará a cotizar con una valoración de 0,48 veces su valor en libros. Ni la caída del Popular (adquirida por el Santander , que ha anunciado una ampliación de capital por valor de 7.000 millones de euros) ni los problemas de Liberbank han modificado en estas últimas semanas el calendario previsto por Unicaja para salir a Bolsa, aunque estos factores sí han podido empañar el panorama bursátil en relación al sector bancario, rebajando algo el rango de valoración al que inicialmente aspiraba el banco malagueño.

Unicaja utilizará lo que recaude con su salto al parqué, por un lado, a devolver al FROB los 604 millones de euros en ayudas públicas que Ceiss recibió en su día (las obligaciones convertibles contingentes conocidas como cocos) y a financiar la compra del 21% que el FROB mantiene en esa entidad (62 millones). El resto se destinará a reforzar la posición de capital y a fines corporativos generales.

En la operación actúan como coordinadores globales y agentes colocadores los bancos de inversión Morgan Stanley y UBS, mientras que Citigroup y Credit Suisse ejercen como agentes colocadores. Alantra, Fidentiis y Stifel Nicolaus Europe Limited y Rothschild también participan.

Unicaja, que sustituirá al Popular como séptimo banco cotizado español, cuenta con 56.000 millones de euros de activos a 31 de marzo de 2017, junto a 1.259 sucursales y más de 3,1 millones de clientes. El 82% de sus oficinas está en sus regiones de origen donde cuenta con importantes cuotas de mercado. En 2016 y en los tres primeros meses de 2017, ha registrado un beneficio neto atribuible a sus accionistas igual a 142,1 millones de euros y 52 millones respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp