12 de septiembre de 2017
12.09.2017
Vivienda

La subida de las ventas de viviendas alcanza ya también a los pisos nuevos

Hasta julio se contabilizan 17.757 operaciones en Málaga, de las que el 81,6% fueron del segmento de segunda mano - Las ventas de casas de nueva construcción, aunque aún escasas, repuntan

12.09.2017 | 05:00
Obras de un nuevo edificio de viviendas en Málaga.

La venta de viviendas en la provincia de Málaga ha aumentado un 12,4% en los siete primeros meses de 2017 en comparación con el año anterior al registrar un total de 17.757 operaciones hasta el mes de julio, evidenciando de nuevo la sostenida senda de recuperación de su mercado inmobiliario. Las cifras del mercado inmobiliario malagueño son las mejores desde 2008, cuando a pesar de que la crisis comenzaba a mostrar sus primeros síntomas, la provincia registraba a estas alturas del ejercicio un total de 19.293 operaciones.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados ayer, el mercado en Málaga sigue acaparado por las ventas de pisos de segunda mano (14.490), que representan el 81,6% del total de transacciones. Por contra, las operaciones de vivienda nueva (3.267, el 18,4% restante) siguen representando un porcentaje muy reducido ya que si bien es cierto que el sector, desde finales de 2014, ha iniciado la construcción de nuevas promociones de viviendas (sobre todo en la capital y en la zona de Mijas y Marbella) muchas de ellas están todavía en fase de obras y no han sido aún puestas a la venta en el mercado. En cualquier caso, la venta de vivienda nueva, tras años de caídas, comienza también a repuntar de forma más clara y está ya un 10,4% por encima de los datos del pasado ejercicio.

En España, la compraventa de viviendas subió un 16,8% el pasado mes de julio en relación al mismo mes de 2016, hasta sumar 38.841 operaciones, según los datos del INE. El acumulado del año presenta una subida del 13,6%, con 274.513 operaciones. Con el avance interanual de julio, la compraventa suma tres meses consecutivos al alza después de que en mayo repuntara un 23% y lograra su cifra de transacciones más alta desde febrero de 2011.

Un mes antes, en abril, la compraventa de viviendas bajó algo más de un 8%, poniendo fin a catorce meses consecutivos de subidas interanuales. Las transacciones sobre viviendas usadas aumentaron un 17,7% en julio en relación al mismo mes de 2016, hasta totalizar 32.049, mientras que la compraventa de viviendas nuevas avanzó un 12,5% en tasa interanual, hasta 6.792 transacciones.


Una «normalización» del sector

Los portales inmobiliarios creen que los datos de la transacciones inmobiliarias ponen de relieve que el crecimiento del sector inmobiliario español se está consolidando. En este sentido, el jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, considera que los datos «evidencian el proceso de normalización del sector inmobiliario».

Además, afirmó que «todo apunta» a que el año acabará en el entorno de las 480.000 o 500.000 casas vendidas. Para Encinar, la estadística también refleja «la diferencia que existe entre las casas usadas y las de obra nueva». En concreto, los principales motivos de esta desigualdad son, según Encinar, la consideración de vivienda usada la nueva que lleva sin venderse más de un año, la falta de stock tras años sin nuevas construcciones y la fuerte demanda de casas nuevas en algunas zonas.

Por su parte, la responsable de estudios de fotocasa, Beatriz Toribio, cree que el sector inmobiliario está viviendo «uno de sus mejores momentos» después del fuerte ajuste que ha vivido. «Las perspectivas son muy buenas a medio plazo, ya que el crecimiento es sostenible y se está consolidando, aunque a diferentes ritmos según las zonas», aseguró.

Toribio hizo hincapié en que la recuperación del mercado inmobiliario es «una realidad», pero que «no es homogénea», aunque cada vez sean más las provincias que registran incrementos en las compraventas y en los precios.

Desde pisos.com, su director del gabinete de estudios, Manuel Gandarias, puso de relieve que el hecho de que el incremento de las compraventas se estén moderando es «un síntoma claro» de normalización tras el punto de inflexión que se registró en abril.

Por otro lado, destacó que la vivienda libre y de segunda mano sigue estando a la cabeza en cuanto a volumen de operaciones. En cuanto a la obra nueva «va respondiendo en la medida que las nuevas promociones se van comercializando», aunque su producción «aún está por debajo del stock pendiente de vivienda usada en venta».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine