27 de septiembre de 2017
27.09.2017
Terremoto en México

La UME sigue trabajando en el edificio de Álvaro Obregón en la búsqueda de Jorge

La unidad militar está accediendo al interior de los restos del edificio, en muy mal estado - En las últimas horas han rescatado otros tres cuerpos que están por identificar

27.09.2017 | 13:01
Personal de la UME entrando en el edificio derrumbado en la calle Álvaro Obregón 286, de México DF.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) sigue trabajando en el rescate de personas atrapadas en el edificio derrumbado en la calle Álvaro Obregón 286, de Ciudad de México y donde está atrapado el malagueño Jorge Gómez Varo. La unidad, que ha desplazado a varios efectivos de búsqueda y rescate a México tras el terremoto del pasado 19 de septiembre, se centra en este inmueble, donde se estima que quedan 32 personas atrapadas, aunque no se sabe con exactitud su estado. De hecho, el pasado lunes sacaron seis cuerpos sin vida y a lo largo de esta noche, otros tres que están pendientes de identificar.

Las cámaras térmicas siguen registrando calor
entre las ruinas del edificio derruido, lo que evidencia la existencia de vida. Los trabajos son muy lentos, a la fuerza. Juan Carlos Peñas, capitán español de la Unión Militar de Emergencias (UME) desplazado hasta México DF para colaborar en las tareas de búsqueda de supervivientes, reconoce que «quitar una losa de 30 toneladas lleva tres o cuatro horas en el mejor de los casos». «Hay que valorar muy bien toda la situación, porque cualquier movimiento conlleva deslizamientos e inseguridad», admite.


Problemas en el rescateo

Uno de los problemas que han ralentizado los trabajos de rescate en el edificio de Álvaro Obregón 286 es la mala construcción del inmueble, en el que se cometieron algunas irregularidades como construir los pisos superiores más pesados que los inferiores, lo que aceleró su colapso y está dificultando la apertura de vías de acceso a su interior. Así, a partir del tercer piso la losa pasa de tener 14 centímetros a 60 centímetros, lo que se traduce en un sobrepeso en la parte alta que se acentuó con la construcción ilegal de varios pisos más. Este desajuste en los pesos hizo que el edificio se derrumbara por el terremoto del pasado 19 de septiembre. Además, ha aportado un extra de material que bloqueó a los equipos de rescate durante varias horas, retrasando todo el operativo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine