02 de octubre de 2017
02.10.2017
Parlamentario andaluz de Cs por Málaga

"Es una pena que el PP no se sume a lo conseguido con el impuesto de sucesiones"

Carlos Hernández White ocupa desde 2015 un escaño en el Parlamento andaluz, cuando firmó su boleto junto a Irene Rivera

02.10.2017 | 05:00
Carlos Hernández White, antes de afrontar la entrevista en la sede de Ciudadanos en Málaga.

En corto

  • ¿Le resulta incómodo cruzarse en los pasillos con Mari Carmen Prieto?
    Ni cómodo, ni incómodo. Es una lástima que ella haya dejado de compartir nuestros principios. Al final, en política, se trata de sumar.
  • Gonzalo Sichar opta a una plaza de profesor en la UNED, a pesar de formar parte de su junta electoral. ¿Cómo lo ve?
    Está cumpliendo las reglas, no está haciendo nada ilegal. A mí, personalmente, me parece mal.
  • ¿Ve a Juan Cassá como futuro alcalde Málaga?
    Es una plaza complicada. El PP lleva gobernando muchísimos años. Pero el trabajo está siendo muy bueno. Veremos cómo nos valoran los malagueños en las urnas y si dan los números, ¿por qué no? Juan está haciendo un buen trabajo, aunque antes hay que hacer primarias.

Asegura que todavía no entiende como pueden pesar, en ocasiones, más las rencillas personas que el bien común y que el respeto que impera entre el PSOE y Cs permite avanzar desde proyectos distintos

A salto entre Málaga y Sevilla. En su primera experiencia política, Carlos Hernández White todavía tiene capacidad para sorprenderse. A continuación, una foto fija del Parlamento en clave naranja.

Nuevo curso político, nueva vida. ¿Está satisfecho con lo logrado y qué objetivos se plantean en su formación a corto plazo?
Estamos muy satisfechos para el poco tiempo que llevamos en el Parlamento. Hemos hecho dos años hace poco, y hemos conseguido cosas realmente demandadas por la ciudadanía. La rebaja del impuesto de sucesiones, firmada la semana pasada, sólo es una de ellas. Quedan puntos del acuerdo de investidura en los que hay que avanzar ahora. A corto plazo, la reforma de la Ley del Emprendimiento, que ya está en el Parlamento, y ahora se empiezan a debatir las enmiendas. Es necesario que los autónomos en Andalucía tengan mejor capacidad para emprender. Hay que afrontar, también, la Ley de Formación Profesional, uno de los requisitos en la investidura de Susana Díaz. Queremos seguir demostrando que somos útiles, a pesar de ser pocos.

¿La rebaja del impuesto de sucesiones supone el golpe de efecto ansiado por Ciudadanos?
Forma parte de lo que para nosotros siempre ha sido una bandera: la rebaja fiscal. Hay que trasladar al ciudadano esa recuperación económica de la que muchos políticos presumen.

¿Las negociaciones han sido arduas?
El PSOE se negaba en redondo. Pero hemos hecho valer nuestro peso. Aunque seamos pocos, por suerte, somos condicionantes.

En el PP-A hablan de un primer avance, pero piden la eliminación total del impuesto de sucesiones.
Desde que firmamos el acuerdo, el PP está actuando de forma contradictoria. Con sus críticas, lo único que están reconociendo, es que no han hecho nada al respecto en los 35 años que llevan de oposición. Además, están reconociendo que Cs ha impulsado una modificación en el impuesto de sucesiones, que es, precisamente, la que se estaba pidiendo de forma reiterada. Es una pena que el PP no se sume a lo conseguido con el impuesto de sucesiones, y no transmitan a la ciudadanía lo que realmente se ha logrado, que es algo muy valioso. Pero suelen utilizar esta vía, que es la de del engaño. Afortunadamente, los andaluces saben discernir lo que es la verdad de lo que no lo es.

¿Qué pasa con las plusvalías? Gravan tanto o más al ciudadano que el impuesto de sucesiones.
Nosotros hemos llevado que no se pague la plusvalía cuando el inmueble baje de valor, en todos los ayuntamientos en los que estamos presentes. Es algo de sentido común. Nuestra línea de actuación está encaminada a la eliminación de las plusvalías.

¿Qué va a pelear desde el Parlamento para la provincia de Málaga?
Hay dos proyectos que son muy importantes. Por un lado está el puerto seco de Antequera. Hemos conseguido que empiece a construirse en 2018 y va a convertirse en una infraestructura vital para la economía de la provincia. Por otro lado está la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Málaga Norte (EDAR), que va a ser una realidad y beneficiará a varios municipios. Luego está el tema del Guadalmedina. Necesitamos la integración del cauce en la ciudad, que es lo que llevan años pidiendo los ciudadanos.

¿Cuál es la postura de Cs en el Parlamento con respecto al metro?
El Ayuntamiento firmó la llegada del metro al Hospital Civil. El alcalde no puede estar cambiando continuamente de posición.

¿Cómo es la relación con el PSOE?
Es constructiva. Defendemos distintos proyectos, pero tenemos varios nexos en común. Por encima de todo hay respeto, que es algo vital para no distanciar las posiciones.

¿Y con el PP?
Hubo una reunión a principio de año, con la intención de que sea periódico, pero al final se quedó en el aire. La relación con el PP no es mala, pero Cs y PP no suman.

¿La máxima de apoyar al partido más votado seguirá vigente en 2019? Puede resultar fundamental para la composición del futuro Gobierno.
Habrá que verlo. En principio, hay que apoyar a la fuerza más votada porque entendemos que es la que ha ganado las elecciones. Aunque habrá que ver las negociaciones en cada institución.

Electoralmente, ¿cuáles son los objetivos para Cs en 2019?
Seguir creciendo en afiliados y aumentar nuestra representación en las instituciones. Hay potencial por arriba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine