17 de octubre de 2017
17.10.2017
Municipal

La Policía Local podrá cerrar de manera "inmediata" las terrazas de bares que excedan su espacio

El paso peatonal deberá estar garantizado, con un espacio mínimo de dos metros hasta las mesas y sillas y no podrán exceder el 50% de la superficie de la acera

17.10.2017 | 12:28
Terrazas en el Centro de Málaga.

El proyecto de ordenanza de Vía Pública prevé el cierre "inmediato" por la Policía Local de la terraza de un bar por exceso de ocupación o carecer de licencia para ello. El proyecto de ordenanza, que será aprobado hoy por la junta de gobierno local, ha tenido una larguísima tramitación hasta alcanzar un acuerdo de mínimos de todos los sectores afectados: empresarios de hostelería, vecinos, comerciantes y el propio Ayuntamiento. La potestad que se da a la Policía Local para actuar de manera inmediata contra los establecimientos que se excedan en la ocupación de terrazas, trata de superar la incapacidad que ha tenido la actual ordenanza para ser aplicada, de ahí que las medidas que se proponen "serán inmediatamente ejecutivas".

El proyecto, presentado hoy por la concejala de Comercio María del Mar Martín Rojo, prevé que la ocupación de las terrazas por mesas y sillas deberá permitir "siempre" y "como mínimo" un paso libre de 2 metros para el paso peatonal, además de un metro respecto a una vivienda y 0,50 metros respecto a un jardín. En todo caso las terrazas no podrán exceder del 50% de la superficie peatonal; además, el tamaño de las terrazas no será superior al 75% del local comercial de la que forma parte.

La diferencia con la ordenanza actual es la potestad que se concede a la Policía Local para retirar de manera "inmediata" una terraza o de los elementos de mobiliario colocados en zona no autorizada. La propia Policía podrá suspender "siempre cautelarmente" la autorización de la terraza por un periodo de entre 10 a 30 días, decisiones que luego deberá respaldar o no el Ayuntamiento.


La nueva ordenanza prohibirá los toldos rígidos para las terrazas del Centro Histórico, que deberán ser plegables. Exige que en las calles peatonales o de preferencia peatonal se mantenga un espacio libre de 3 ó 4 metros para el acceso y paso de vehículos de emergencia.

La ordenanza no tiene afán recaudatorio, según asegura la concejala María del Mar Martín Rojo, "sino ejemplarizante", de ahí las medidas de clausurar las terrazas; aun así están previstas sanciones por faltas leves (de hasta 750 euros), graves hasta 1.500 euros y muy graves (hasta 3.000 euros).

El proyecto deberá ahora ser aprobado por el pleno y a partir de ahí se abre un periodo de alegaciones públicas. Una vez resueltas, la ordenanza entrará en vigor, con la previsión de que sea a primeros de 2018. Una vez aprobada definitivamente, los hosteleros tendrán seis meses para adaptar sus establecimientos a las exigencias de la norma, plazo que será de un año para la adaptación de los toldos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine