23 de octubre de 2017
23.10.2017
Plaga

Los pinos de Málaga serán fumigados para evitar plagas de procesionarias

El Ayuntamiento de Málaga intervendrá en los ejemplares de 16 parques forestales y en los pinos situados junto a colegios, residencias de ancianos y centros de salud

23.10.2017 | 19:55
Un nido de procesionaria en un pino de Málaga.

El Ayuntamiento de Málaga inicia el tratamiento preventivo contra la procesionaria del pino tanto en los parques forestales como en el viario público de la ciudad. La iniciativa tiene como objetivo actuar contra las larvas de procesionaria, minimizando así en la medida de lo posible la presencia de orugas y nidos en primavera, con el consiguiente perjuicio para la salud pública. La plaga, propia de los pinares, está teniendo mayor incidencia en los últimos años por la ausencia de lluvias y depredadores naturales.

Los tratamientos se llevarán a cabo por personal cualificado en las zonas verdes de la capital, haciendo mayor incidencia en los parques forestales El Morlaco y Monte Gibralfaro por su mayor afluencia de personas y animales domésticos. El Cerrado de Calderón, recientemente incluido en el contrato de mantenimiento, recibirá el tratamiento que en años anteriores se le ha aplicado de manera extraordinaria.

Los parques forestales que serán tratados además de los mencionados, son: Cerro Vallejo, Cortijo Maza, Cañaveral, Monte La Torre, Ciudad de Málaga, La Virreina, La Concepción, La Pelusa, Lagarillo Blanco, Haza Victoria, Hacienda Clavero, Monte San Antón y Comandante Benítez. Las zonas tratadas serán señalizadas con un cartel informativo para evitar el tránsito de personas durante la intervención de los operarios. En caso del parque El Morlaco, permanecerá clausurado las 24 horas posteriores al tratamiento, que se realizará el jueves 26 de octubre.

En las zonas urbanas se reforzará la intervención en 28 colegios públicos, así como en pinos cercanos a zonas infantiles, residencias de ancianos y centros de salud. Serán tratados un total de 1.657 pinos.

En las zonas forestales el tratamiento es biológico para respetar el entorno natural, y consiste en la pulverización sobre las hojas de pino de una bacteria que se alimenta de las larvas. En las zonas urbanas se combinará este tratamiento biológico con endoterapia en aquellos pinos de difícil acceso, este tratamiento consiste en la inyección de un producto en la savia del árbol de la que se alimenta la larva.

Los tratamientos incluyen un producto fortificante para el árbol ya que la oruga se alimenta de él y provoca su deterioro. Una vez aplicado este tratamiento los operarios realizarán revisiones cada 15 días para hacer un seguimiento y controlar su eficacia. En primavera comenzará el tratamiento curativo en aquellos pinos infestados de orugas adultas, etapa de mayor riesgo para las personas y animales debido a su carácter altamente urticante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine